https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Maxi Gómez afina la puntería

Maxi Gómez, rodeado de rivales, se dispone a chutar a puerta en el partido de ayer frente al Sion./Lázaro de la Peña/VCF
Maxi Gómez, rodeado de rivales, se dispone a chutar a puerta en el partido de ayer frente al Sion. / Lázaro de la Peña/VCF

El uruguayo marca su primer gol y el Valencia gana con solvencia al Sion en el final de su estadía

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

El Valencia se impuso de forma cómoda al Sion en un envite que los puristas no contabilizarán en las estadísticas de los amistosos. Quique Sánchez Flores bautizó el concepto de 'partido modificado' para bautizar a los partidillos de entrenamiento en dimensiones reducidas. El de ayer no duró 90 minutos sino 80. El motivo, el sol. El aeropuerto de Sion, utilizado como base militar, es uno de los que tiene restricciones aéreas cuando llega la noche. En este caso 'no soy Baraja' que diría un mítico anuncio de la historia del Valencia sino que ni despegan ni aterrizan aviones. Con esa tesitura, se acortó el partido y es descanso para ganar un tiempo que valía oro. En el partido más corto que se recuerda ganó de forma solvente por 0-3 el Valencia.

Maxi Gómez afinó la puntería para anotarse el primero con su nueva camiseta, ayer se lució la segunda equipación negra con detalles naranjas, demostrando que como buen delantero sólo acaba contento cuando marca algún gol. Pese a disputar sólo 22 minutos en su estreno el uruguayo se marchó contrariado al hotel de Crans-Montana al no poderle marcar al Mónaco. Ayer lo hizo con una sonrisa desafiando a la puesta del sol en la capitán del Cantón del Valais. Rodrigo, con la colaboración del portero Mitryushkin, y Javi Jiménez, que también se estrenó como goleador valencianista, cerraron la cuenta de un partido donde Marcelino no quiso lanzar las campanas al vuelo. «Lo podemos hacer bastante mejor», zanjó. Tenía razón.

Si de algo sirven los partidos a más de 30 grados en verano, además de para entrenar algunos horarios de la Liga de las primera jornadas en España y ver una grada al tórrido sol totalmente vacía, es para presenciar detalles de los menos habituales. Entre ellos, Fran Villalba es el que más ha aprovechado la corta concentración en Crans-Montana. El extremo demostró desde el primer minuto que quería aprovechar, como hiciera el sábado frente al Mónaco, una nueva oportunidad de mostrarse ante Marcelino, habilitando para que Rodrigo dispusiera de la primera oportunidad de gol y dio la asistencia en el gol de Maxi Gómez. Consciente de que será muy complicado acoplar su nombre en la lista definitiva de futbolistas de la primera plantilla pero tras un buen año en el Numancia su fútbol le puede abrir las puertas de un equipo de Primera. «Está actuando a muy buen nivel y creo que ha dado un salto futbolístico muy grande con respecto a aquel jugador que hace dos temporadas estaba en el filial», indicó el entrenador tras el partido.

Sin tiempo para respirar, Jason habilitó para Paulista pero el remate del brasileño se marchó fuera. El crono marcaba los dos minutos departido. Seis cuando Kondogbia remató alto. El Valencia salió mentalizado a por la victoria, y a plasmar el trabajo de las últimas sesiones de entrenamiento en Crans-Montana, y la pizarra surtió efecto a los doce minutos. El aviso de Rodrigo, que remató de cabeza al larguero una falta lanzada por Fran Villalba, tuvo su continuidad unos segundos después, con un centro medido del valenciano que remató al primer toque, con la pierna derecha, Maxi Gómez. El primer gol del uruguayo con la camiseta del Valencia llegó con uno de esos gestos automatizados de rematador de área que han llevado a su fichaje. El primero de muchos.

El Sion no encajó bien el gol en contra y Marcelino salió por primera vez de su banquillo no para meter ninguna bronca por algún desajuste sino para quejarse de la dureza del conjunto suizo en ese tramo de partido. Una dura entrada de Abdellaoui sobre Jason obligó al doctor Casañ a saltar al césped. La pausa para la hidratación, se pactó una por parte, sirvió para relajar a los jugadores locales.

Rodrigo calibró el disparo a la media hora y en el minuto 39 Salva Ruiz habilitó a Rodrigo para que, después de un recorte, marcara el segundo gol con la colaboración del portero. Así terminó la primera parte del Valencia que, a diferencia de lo ocurrido ante el Mónaco, fue mejor que la segunda. Tras el descanso, tan sólo Diakhaby se mantuvo sobre el césped mientras que Cristian Rivero se puso bajo los palos. En esta ocasión le tocó rotar a Jaume Doménech. La anodina segunda parte, con el césped más seco y un calor sofocante, se despertó con un buen centro de Kang In Lee que no pudo rematar a portería Gameiro. En el minuto 54 Javi Jiménez entró por Diakhaby y el canterano, que hasta que llegue uno de los fichajes que demandó ayer Marcelino tiene el cartel de cuarto central, marcó el tercer gol con el que terminó el encuentro, tras rematar de cabeza a los 71 minutos un balón que había sido prolongado por Garay. Una faena de aliño para terminar el stage.

0 FC Sion

Mitruyshkin, Abdellaoui, Ndoye, Andersson, Facchinetti, Song, Toma, Maceiras, Kasami, Fortune y Konan. También jugaron: Da Silva, Adao, Grgic, Bamert, Angha, Morgado, Uldrikis, Fickentscher, Itaitinga y Baltazar

3 Valencia CF

Cillessen, Piccini, Gabriel Paulista, Diakhaby, Salva Ruiz; Kondogbia, Koindredi, Jason, Fran Villalba; Rodrigo y Maxi Gómez. También jugaron: Coquelin, Wass, Gayà, Garay, Parejo, Gameiro, Manu Vallejo, Kang In, Guedes, Cristian, Javi Jiménez

GOLES:
0-1. m.12: Maxi Gómez. 0-2, m.40: Rodrigo. 0-3, m.71. Javi Jiménez
árbitro:
Wolfenberger (SWI). Amonestó por el Valencia a Kondogbia, Gayà y Kang In
incidencias:
Partido correspondiente al 'Festival de Fútbol de los Alpes 2019' disputado en el Estadio de Tourbillon, ante 2.800 espectadores, celebrado para conmemorar el centenario de la Asociación de Fútbol del Cantón del Valais (Suiza). Según lo acordado por ambos clubes, debido a la logística del vuelo del Valencia CF para regresar a España, cada tiempo fue de 40 minutos