https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El dulce regreso de Cheryshev

Kondogbia y Parejo celebran el primer gol del Valencia./Lázaro de la Peña/VCF
Kondogbia y Parejo celebran el primer gol del Valencia. / Lázaro de la Peña/VCF

Un Valencia solvente vence al Sporting en Lisboa con goles de Kondogbia y Gameiro | El ruso vuelve después de tres meses lesionado e interviene en el tanto de la remontadaen una segunda parte donde luce Kang In Lee

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

El 23 de noviembre de 1991, Michael Jordan sorprendió una vez más al mundo del deporte anotando un tiro libre con los ojos cerrados dedicado a Mutombo. Al final, los automatismos deberían ejecutarse sin que la vista sea el sentido más importante. Las contras del Valencia lo son. Una jugada sacada del libro de estilo sirvió para que el equipo de Mestalla remontara el partido ante el Sporting de Portugal, actual campeón de la Taça, y consiguiera su segunda victoria de la temporada. Un robo de Coquelin, imperial, en el minuto 66 habilitó a Cheryshev. El ruso no tuvo que mirar a la prolongación de la cal izquierda porque ya había adivinado que Rodrigo, el jugador que mejor lee los espacios en el Valencia, ya había comenzado la carrera. Gameiro también estaba en la posición del tablero que le correspondía en la contra, esperando para empujar el pase medido del hispano brasileño. Una jugada que igual te gana una Copa del Rey que te permite levantar el Trofeo Cinco Violines, en recuerdo de cuatro mitos del conjunto lisboeta, Jesus Correia, Manuel Vasques, Albano, Fernando Peyroteo y José Travassos.

Un Valencia más carburado, más serio y compacto con respecto a los amistosos en territorio suizo pese a que se repitió el carrusel de cambios se llevó la victoria en un partido que sirvió para testar el regreso de Cheryshev tras caer lesionado hace más de tres meses, el 21 de abril para ser más exactos, ante el Betis. El extremo disputó 30 minutos en el arranque de la segunda parte y aunque evidenció la lógica falta de ritmo se mostró vertical desde el primer instante. Mostrando su ADN.

El partido testó varias posiciones que el Valencia aún tiene que pulir en la recta final del mercado. Salva Ruiz acabó desbordado por Raphinha, no confundir con el desde de Marcelino para reforzar el mediocentro, ahondando en las dudas que el técnico reflejó en Sion con respecto al canterano cuando fue preguntado por sus opciones de quedarse en el plantilla. Su situación, eso sí, aún no tiene resolución. No es el caso de Racic, que aunque jugó unos minutos en la segunda parte no tiene sitio en la plantilla.

El trabajo del balón parado en la primera parte, donde llegó el gol de Kondogbia tras un saque de esquina de Parejo, Garay voló junto a su compañero y no marcó por centímetros, fue lo más destacado del primer acto. Unos minutos después, Diakhaby pudo marcar el segundo.

1 Sporting Portugal

Renan, Correia, Coates, Mathieu, Borja, Doumbia, Wendel, Bruno Fernandes, Raphinha, Vietto y Bas Dost. También jugaron: Ilori, Luís Neto, Diaby, Eduardo, Acuña, Luiz Phellype, Gonzalo Plata, Daniel Bragança, Miguel Luís y Quaresma

2 Valencia CF

Jaume, Salva Ruiz, Diakhaby, Garay, Wass, Parejo, Kondogbia, Guedes, Jason, Manu Vallejo y Maxi Gómez. También jugaron: Cillessen, Piccini, Javi Jiménez, Paulista, Gayà, Kang In, Uros Racic, Coquelin, Cheryshev, Fran Villalba, Rodrigo y Gameiro

GOLES:
Min.4 (1-0) Bas Dost. Min.8 (1-1) Kondogbia. Min.66 (1-2) Gameiro
ÁRBITRO:
Joao Pinheiro (POR). Expulsó al preparador físico del Valencia, Ismael Fernández, tras encararse con el jugador del Sporting Bruno Fernandes
INCIDENCIAS:
El Estadio José Alvalade tuvo 32.154 espectadores en el partido de presentación del Sporting de Portugal con el Trofeo Cinco Violinos

El empate de 'Kondo' curó el sabor amargo que dejó nada más comenzar el partido Bas Dost, que se anticipó a Salva Ruiz tras un pase lateral de Raphinha y marcó un golazo por la escuadra izquierda de Jaume Doménech, de un golpeo seco, ante un Diakhaby que no llegó al corte. y golazo por escuadra izquierda.

El Valencia se entonó tras el empate y Maxi Gómez, que no se había entendido con Jason unos segundo antes, tuvo la mejor ocasión tras cabecear un centro medido de Wass que contó con una buena intervención de Ribeiro.

Tras el descanso, Marcelino revolucionó el once como en los amistosos anteriores pero dejó a dos puntales sobre el césped, los pulmones de Diakhaby y Kondogbia. Un control magistral de Rodrigo terminó con un penalti de Coates pero el delantero, con Parejo en el banquillo, falló el lanzamiento y no pudo aprovechar el rechace del portero luso. Lo más destacado del segundo acto, más allá de la contra perfecta que terminó con el gol de Gameiro, llegó de las botas de Kang In Lee. El coreano desplegó, por primer vez en lo que llevamos de pretemporada, un fútbol más cercano a lo vivido en el Mundial sub-20 y se convirtió en una pesadilla en el costado diestro para la defensa del Sporting.

El conjunto lisboeta confió sus opciones de empatar el partido a su capitán Bruno Fernandes, que prepara las maletas rumbo al United. El centrocampista tuvo en sus botas el gol pero se encontró con el vuelo de Cillessen, que salvo el tanto con una acrobática parada. El Valencia, que estrenó la tercera equipación azul, acabó levantando de la mano del capitán José Luis Gayà el trofeo Cinco Violinos, en un duelo entre los actuales campeones de Copa de España y Portugal que sirvió para da un paso al frente.