https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Ferran pone el alma por la Champions

Girona-Valencia. / EFE

El Valencia gana en el último suspiro y evita decir adiós a la cuarta plaza

Toni Calero
TONI CALEROValencia

Ferran Torres está tieso, pero quién entiende de dolor cuando sólo unos cuantos metros te separan del éxtasis. Un gol en el último minuto para mantener con vida al equipo de toda tu vida. Ferran veía las estrellas, pero el tiempo se detiene cuando observas que Kondogbia filtra un pase perfecto al espacio y no hay camisetas rojiblancas danzando a tu alrededor. Solos tú y Bono. Había que ejercer de delantero, eso sí. Pues al lío. Ferran regateó fácil al portero y lo demás fue un regalo. Embocar el balón a puerta vacía, girar la cabeza y ver a Parejo, otra vez, abrazando con rabia a Marcelino, metido en el césped como un futbolista más. Esos momentos nunca mueren. Ferran salvó al Valencia en Girona. Esta vez le tocó a él ejercer de salvavidas de un equipo tozudo hasta decir basta, un rey de reyes en asuntos de empates que en Montilivi desafió a su reciente destino. La Champions sigue viva tras pasar por Girona.

Pudo ocurrir cualquier cosa en un campo incrustado en plena naturaleza que costó 28 millones de pesetas a principios de los 70, más tarde remodelado, y que ahora hace ruido de verdad porque nunca se sabe cuántos años residirá en Primera, un premio ganado a pulso y defendido por un proyecto muy serio. El del Valencia tampoco está para bromas, y eso que se tambaleó durante varias semanas. Ya no. Parecía imposible que Marcelino y sus futbolistas disfrutaran los días previos a las Fallas metidos en una final de Copa del Rey, con todas las opciones para cerrar el pase a los cuartos de la Europa League y el coraje suficiente para aguantar la pelea por la cuarta plaza en Liga. Fútbol. Antes se arrimaba al área contraria y sólo sentía miedo. Ayer hizo tres goles a domicilio, tantos de dueños distintos y ni siquiera fue necesaria la aportación de Rodrigo o Gameiro.

El resumen numérico de la locura desatada en Girona apunta a que el Valencia-Getafe del domingo será una batalla épica y con pinta de definitiva. Los de Bordalás ya cuentan con 45 puntos y están seis por encima de los blanquinegros, ayer muy cerca de decir adiós a la posibilidad de alcanzar al Getafe. El otro dato es aún mejor para el Valencia: trece partidos sin perder y cuatro victorias consecutivas (Betis, Athletic, Krasnodar y Girona) para confirmar que ha sufrido una metamorfosis de cuerpo y mente. En esta racha, los agujeros que traen lesiones y sanciones se tapan sin mucha dificultad y las vicisitudes propias de los partidos se van solventando.

A Marcelino no le interesaba en Montilivi otro guión de partido más allá del contragolpe. Confió en Guedes, y le salió perfecto, además de mantener a Rodrigo y Gameiro en ataque. El asturiano quiso medrar sobre la fragilidad local del Girona, el peor en casa de toda la Liga. Quien golpea primero, ya se sabe. Así se gestó el tanto de Guedes, por fin Guedes, después de que Rodrigo explotara su faceta más combinativa. Bono no fue el estratosférico portero de la ida en Mestalla y los delanteros del Valencia fueron probándole hasta dar con la tecla. El problema estuvo atrás, cosa rara. Kondogbia se despistó en el marcaje y Ramalho empató. Error monumental para una de las defensas más fiables de la Liga.

Por la banda izquierda fueron trenzando Gayà y Guedes algunas ocasiones sin demasiado peligro hasta el pitido de Del Cerro Grande decretando el descanso. Una de las mejores noticias para el Valencia era la 'ausencia' de Stuani, bien controlado por Paulista y Roncaglia. Pero pensar que un uruguayo se ha rendido... Salió mejor el Girona en la segunda mitad y Stuani empezaría a descubrir parte de su repertorio. Incansable y siempre rematador, Neto le sacó un balón cuyo destino era el 2-1. Luego fue el turno del exvalencianista Portu, pero tampoco derribó la muralla.

El partido estaba en el aire y al Valencia se le empezó a notar la fatiga acumulada. El Girona crecía al calor de su gente cuando Parejo materializó la más difícil. El capitán aprovechó un rebote para ver a Bono fuera de sitio y recuperar tres puntos que el Valencia necesitaba como el comer. La diferencia técnica entre los dos equipos, el acierto en el remate, estaba decantando el choque.

Ferran y Cheryshev, delanteros

Contra el Krasnodar pensó Marcelino en el Girona y le salió caro. En ese partido sacó a Rodrigo y más tarde ya no pudo su equipo ampliar la renta para Rusia. Ayer el técnico también le dio vueltas a la cabeza porque sus futbolistas están al límite. El plan fue sustituir a Gameiro y Rodrigo para dar entrada a Cheryshev y Wass. El baile de la pizarra desembocaría en dos delanteros circunstanciales: Ferran Torres y el propio Cheryshev. La jugada fue muy arriesgada y el Valencia no se reconocía. El Girona, al contrario. Eusebio metió a Doumbia para acumular futbolistas en ataque. En uno de los acercamientos del conjunto catalán, Roncaglia vio la segunda amarilla todavía con veinte minutos por delante. Demasiado tiempo.

El Girona se convenció de su capacidad para silenciar a los gigantes. Ya ganó en Mestalla o el Bernabéu y eliminó al Atlético en Copa del Rey. El tierno Diakhaby echó un cable al pensamiento del grupo de Eusebio. Del Cerro Grande obvió la mano del francés, pero la tele (esta vez sí hubo consulta sobre el césped) le corrigió para chivarle el penalti. Stuani engañó a Neto y la historia ya parecía tener un final: otro empate del Valencia que no le servía o la remontada del Girona, con un hombre más y las fuerzas muy por encima. Se movió la moneda para caer del lado visitante por un gol, en el minuto 90, que probablemente no deje dormir a muchos integrantes del Girona. Ferran ya no pudo ni perseguir al lateral contrario. Estaba vacío tras haber llenado el botín valencianista.

2 Girona FC

Bono; Jonás Ramalho (Pedro Porro, min.71), Pedro Alcalá, Juanpe, Raúl García Carnero (Patrick Roberts, min.79); Pere Pons; Portu, Aleix García (Seydou Doumbia, min.71), Àlex Granell, Borja García; y Cristhian Stuani

3 Valencia CF

Neto; Cristiano Piccini, Gabriel Paulista, Facundo Roncaglia, José Luis Gayá; Ferran Torres, Daniel Parejo, Geoffrey Kondogbia, Gonçalo Guedes (Mouctar Diakhaby, min.73); Rodrigo Moreno (Daniel Wass, min.68) y Kevin Gameiro (Denis Cheryshev, min.58)

GOLES:
0-1, min.14: Gonçalo Guedes. 1-1, min. 22: Jonás Ramalho. 1-2, min.53: Daniel Parejo. 2-2, min.83: Cristhian Stuani, de penalti. 2-3, min.90: Ferran Torres
ÁRBITRO:
Carlos del Cerro Grande (Colegio madrileño). Amonestó al local Pedro Alcalá (min.88) y a los visitantes José Luis Gayá (min.20) y Mouctar Diakhaby (min.82). Expulsó, por doble cartulina amarilla, al visitante Facundo Roncaglia (min.72)
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la vigésimo séptima jornada de LaLiga Santander, disputado en el Estadio Municipal de Montilivi ante 11.502 espectadores