https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El club gasta 1,5 millones en mejoras para Mestalla y Paterna

T. C. J. VALENCIA.

En verano de 2014, tan sólo unos meses antes de que se concretara el traspaso de la mayoría accionarial del Valencia a Peter Lim, Mestalla vivió una transformación importante. Fue Amadeo Salvo quien impulsó las reformas para dar al actual estadio un buen lavado de cara tanto en el interior como en la fachada exterior. Tras la llegada de Meriton al Valencia se reactivaría la ilusión de los aficionados por el traslado al campo de Cortes Valencianas, pero han pasado cuatro años desde entonces y el asunto, durante mucho tiempo en 'stand-by', se encuentra ahora en manos de la consultora Deloitte, en plena fase de escuchar ofertas por las pastillas del actual Mestalla, cuya venta es innegociable para reiniciar las obras del nuevo estadio.

Por el camino van unos cuantos euros gastados en mejorar, temporada tras temporada, el aspecto de Mestalla y también la ciudad deportiva de Paterna. Si en el ejercicio 2016-2017 el club blanquinegro invirtió 1.317.000 euros en «remodelaciones y mejoras», en el actual, según refleja la auditoría, se han gastado 1.581.000 euros en el mismo concepto. El aumento no es muy significativo, pero continúa el Valencia destinando esas cantidades para dotar de mejoras a un estadio que según el Plan de Actuación Territorial Estratégico debe estar derribado en 2023. Mientras, el campo de Cortes Valencianas ha sufrido ya una reversión por el deterioro de más de treinta millones de euros: 1,7 tan sólo en el último ejercicio.

Entre las mejoras impulsadas por el club durante la época de Salvo en la presidencia, se adquirieron los nuevos videomarcadores (2014) por un valor de 523.000 euros. El Valencia va cumpliendo con los plazos cada año y tras el pago del actual ejercicio restan 380.000 euros por pagar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos