Zancadas contra el cáncer de mama

Quirós, Giménez y Domingo, en la entrega del cheque. / Rafa Beladiez
Quirós, Giménez y Domingo, en la entrega del cheque. / Rafa Beladiez

Una paciente oncológica impulsa por segundo año consecutivo una acción benéfica para incrementar la investigación médica Donan al IVO más de 20.000 euros recaudados gracias a una carrera solidaria

D. GUINDO VALENCIA.

«Ha costado mucho de sacar adelante y de mover a la gente, pero al final sentimos mucha satisfacción y agradecimiento». Andrea Domingo lo ha vuelto a hacer. Después de sufrir un cáncer de mama, decidió hacer todo lo posible por impulsar las investigaciones necesarias para atajar esta enfermedad, por lo que, con este objetivo, puso en marcha la asociación Mou-te per elles -que integra junto con su marido y una amiga-. Y gracias a ella, y por segundo año consecutivo, ha tenido lugar una carrera solidaria en Albalat de la Ribera, cuyos fondos se destinarán, precisamente, a frenar el avance de la dolencia.

Así, alrededor de un millar de personas (de las 1.500 que había inscritos) participaron ayer en la segunda edición de la marcha Mou-te per elles, en un recorrido urbano y rural en Albalat de la Ribera y en las proximidades del río Júcar «con el objetivo de contribuir a cambiar las cifras negativas que acompañan al cáncer de mama», explicó Domingo; un «motivo importante y necesario para salir de casa con la actitud y la confianza por bandera, señas de identidad de la entidad organizadora».

En esta segunda edición, el beneficio de la recaudación (más de 21.000 euros, incluyendo la venta de calendarios y las aportaciones de patrocinadores y anunciantes) se ha destinado íntegramente a la Fundación IVO para el proyecto bautizado como 'Descripción de los patrones de glicosilación proteica sérica en cáncer de mama metastásico'.

Con esta aportación, «la asociación quiere ser parte del cambio que ya está sucediendo, pues desde 2014 se han reducido los casos de cáncer de mama un 6% en hombres y un 4% en mujeres». Aun así, apuntó Andrea, «se espera que 1,4 millones de europeos mueran como consecuencia de este cáncer, lo que evidencia la imperiosa necesidad de seguir invirtiendo en investigación, pero, también, en prevención y divulgación, fomentando la autoexploración y la buena alimentación, entre otras cuestiones», precisó.

La asociación invitó a todos aquellos que quisieran contribuir con esta causa a participar en la carrera, bien corriendo los seis kilómetros de los que constaba, andando la 4K o haciendo un donativo de cuatro euros con el dorsal cero. Sólo con los participantes ha sido posible recaudar más de 16.000 euros que, sumado al resto de vías de financiación, ha hecho posible una donación de más de 21.000 euros al IVO. De hecho, la propia Domingo presidió ayer el acto de entrega de los cheques a Julia Giménez, jefa del servicio de mama, y a Tomás Quirós, jefe médico de la Fundación IVO.

En la primera edición de la carrera, en abril del pasado año, el evento consiguió reunir 1.302 inscripciones y recaudó 14.083,27 euros, que se destinaron también a la Fundación IVO. Con ese dinero se pudo financiar un Máster en cirugía en metástasis hepática a la doctora María Caballero, en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York.

Y apenas unos minutos después de que hubiese finalizado la segunda edición, en que se llevó a cabo también una demostración de zumba y una comida de confraternización, Domingo ya estaba pensando en la tercera. «Ya tenemos reuniones fijadas para septiembre para ponerla de nuevo en marcha», recordó Andrea, que ha optado por destinar la recaudación de las carreras a la Fundación IVO después de haber sido paciente de este hospital, del que resaltó el buen trato recibido. Y no parará hasta conseguir que todas las mujeres diagnosticadas superen el cáncer de mama.