Los vecinos de Zaidía desconfían de la votación del carril ciclista

Los vecinos de Zaidía desconfían de la votación del carril ciclista

La asociación de residentes reclama al Consistorio que diga cuántos empadronados en el distrito hay entre los 210 apoyos a la obra

P. MORENO VALENCIA.

«Queremos saber de dónde salen esos votos». La presidenta de la asociación de vecinos de Zaidía, Carmen Acebo, desveló ayer que siguen llegando quejas a la entidad por la construcción de un carril ciclista en la avenida Constitución, pese a que la infraestructura está prácticamente acabada después de varias semanas de obras. El estrechamiento de la calzada es uno de los motivos habituales de protestas, aunque también se suma la sorpresa de que el Ayuntamiento se niegue a desvelar la procedencia de los 210 votos que apoyaron esta infraestructura, que ha supuesto una inversión de 177.628 euros.

«Zaidía ha recibido muy poco en los presupuestos participativos y como este carril bici supuso uno de los mayores gastos, queremos saber el origen de esos votos, conocer los distritos en los que están empadronadas esas personas», consideró la dirigente vecinal.

Los presupuestos participativos de donde salió esa inversión incluyeron en las bases del ejercicio 2016/17 que para votar una obra en un distrito no era necesario estar empadronado en esa zona. Aún así, la asociación opina que es «conveniente saberlo para comprobar si efectivamente salió de gente de Zaidía, lo que no tenemos claro».

En la edición en que se eligió este itinerario no salió adelante ninguna obra para el distrito

En la edición de 2015/16 se repartieron los fondos en seis inversiones, siendo la más costosa una actuación en el solar colindante con el colegio público Max Aub, seguida por la colocación de placas fotovoltaicas en un jardín de la calle Ruaya. Estas dos intervenciones están ya acabadas y en servicio.

Un año después fue el turno del citado carril ciclista, que recibió 210 votos. En concreto, se apoyó hacer un itinerario que llegaba hasta la marginal izquierda del viejo cauce y que discurre hasta la ronda norte. El la edición de 2017/18, el distrito de Zaidía no se llevó ninguna de las once obras aprobadas. Por último, en la presente edición salió adelante con 497 votos la rehabilitación del entorno del mercado de San Pedro Nolasco. La segunda y que se quedó fuera pretendía la construcción de un templete para actuaciones musicales en el parque de Marxalenes, con 289 apoyos.

Acebo consideró que el barrio «ha recibido poco, una iluminación led y poco más en la calle Just Ramírez», lo que puso en contraposición con las inversiones aprobadas en otros barrios, incluso con los cerca de 180.000 euros del carril ciclista. El itinerario está acabado hace tiempo y uno de los elementos más llamativos ha sido el trazado por la parte interior de la rotonda donde confluyen las avenidas Primado Reig, Peset Aleixandre y Constitución.

Se trata de la primera infraestructura de este tipo que se diseña así en Valencia, lo que despierta la curiosidad de todos los viandantes que pasan por la zona. También genera debates acerca del riesgo que supone para los usuarios, algo que todavía no ha sido explicado por la concejalía de Movilidad. Los semáforos todavía no están colocados para combinar el paso de más de 10.000 vehículos diarios sólo por la avenida Constitución con este tipo de itinerario que conecta con los barrios de Orriols y Torrefiel. La dirigente vecinal finalizó diciendo que «no todas las obras que se realizan son válidas y algunas deben ser pensadas de nuevo», al hilo de las protestas.