El último reto para el taxi en Valencia

La protesta que realizaron los taxistas el pasado diciembre. / damián torres
La protesta que realizaron los taxistas el pasado diciembre. / damián torres

Los consumidores piden la modernización de la flota de coches y una mejor imagen de los conductores | El sector afronta la llegada de Uber con la vista puesta en la regularización de las VTC

ISABEL DOMINGO y ÁLEX SERRANOValencia

Sin taxis en Barcelona desde el viernes y, a partir de mañana, en Madrid. Es la huelga planteada por los conductores de estas dos ciudades para protestar por la proliferación de licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC). En el primer caso, contra las medidas recogidas en el decreto elaborado por la Generalitat catalana para regularizar las VTC; en el segundo, para reclamar al gobierno autonómico que aumente los controles.

Estas protestas se siguen muy de cerca en la Comunitat, donde los taxistas no descartan movilizaciones. Por ahora prefieren esperar al texto del decreto-ley que prepara de forma urgente la Conselleria de Obras Públicas para regular la presencia de los vehículos VTC, de los que se contabilizan 321 licencias en la Comunitat, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Fomento, frente a las 244 registradas en verano, cuando los taxistas de numerosas ciudades españolas, entre ellas Valencia, salieron a calle para exigir al Gobierno cambios legales que garantizasen el cumplimiento del ratio 1/30, que implica una licencia VTC por cada 30 de taxis.

EN DETALLE

4.681 taxis en la Comunitat, según datos de Fomento.
Del sector viven 7.000 familias.
321 licencias VTC en las tres provincias
Valencia es la que más tiene, con 173 frente a 3.045 taxis.

Mientras se conoce el contenido de este decreto, los taxistas valencianos se enfrentan a su último reto, ya que esta semana -en concreto el martes- la plataforma tecnológica Uber (permite poner en contacto a pasajeros y conductores profesionales) empezaba a operar en la ciudad de Valencia. Y llegaba con el anuncio de que en las próximas semanas arrancaría en Alicante y Elche y de que sus tarifas son un 20% menos que las de los taxistas.

Los taxistas explican que ya se paga con tarjeta y hay 'apps' para contratar el servicio

Una cifra cuestionada por estos últimos al igual que las críticas hacia su falta de adaptación a las nuevas tecnologías. «Hemos conseguido que se pueda pagar con tarjeta, los tickets electrónicos son obligatorios, las radioemisoras nos tienen geolocalizados y contamos con varias 'app' para contratar el servicio que, además, te indican dónde está el conductor o cuándo llega», detalla el presidente de la Confederación de Autónomos del Taxi de la Comunitat Valenciana, Fernando del Molino.

El representante de la asociación mayoritaria de los taxistas recuerda que ahora se exigen «unos estándares mínimos» en los vehículos y que más de la mitad de la flota es híbrida o que ya se exige el inglés en los cursos de capacitación profesional A su juicio, «la mala imagen de unos pocos nos perjudica a todos. Por eso insistimos en que sea la administración quien marque las condiciones», en referencia, por ejemplo, a la uniformidad, «que llevamos solicitando varios años».

Papel de la conselleria

En la misma línea se expresa el presidente de la empresa Teletaxi, César Benito, quien recuerda que el sector«lleva años adaptándose a los nuevos hábitos de los consumidores sin olvidar los canales de siempre». «Intentamos ofrecer un trato personalizado a los clientes», añade al tiempo que apunta que el «gran reto» es el «cambio de imagen, tener una imagen homogénea».

De ahí que, al igual que Del Molino, insista en la implicación de la Generalitat, encargada de regular el servicio de taxi y también los precios. «Esto precisamente es la garantía de seguridad que ofrece el taxi pues nuestras tarifas son públicas», comenta Benito.

Pero ¿qué piden los usuarios a los taxistas? Para el secretario de la Unión de Consumidores (UCE) de Valencia, Vicente Inglada, una de las cuestiones pendientes es «modernizar y mejorar su flota para ofrecer servicios de calidad con más comodidad para sus pasajeros».

«Y vender un servicio más moderno que recoja los nuevos hábitos de la ciudadanía, así como ofrecer cercanía y seguridad a sus clientes con un contacto directo», añade, aspectos que los representantes del sector ya destacan como sus puntos fuertes frente a Uber.

El presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios y Consumidores (Avacu), Fernando Móner, hace hincapié en «la adaptación tecnológica, la denuncia de aquellos conductores que no actúen de forma profesional o una imagen adecuada del conducto». Para él, «siempre con unas reglas del juego claras en las que unas empresas no se vean más beneficiadas que otras».

Más