Una subestación eléctrica dará servicio a la recarga de barcos

EFEVALENCIA.

La Autoridad Portuaria de València (APV) se ha marcado como principal reto medioambiental lograr la autosuficiencia energética a partir de 2025. Ante ello, quiere disponer de su propia subestación eléctrica, infraestructura que permitirá que los buques paren sus motores y se conecten a la red en sus escalas en el recinto y que disminuiría considerablemente las emisiones durante su estancia en el puerto de València, como indica la APV en un comunicado.

Esta subestación eléctrica, cuya licitación está prevista para el último trimestre de este año, contará con una potencia de hasta 40 megavatios en total, si bien se realizará en dos etapas de 20 megavatios cada una, y supondrá una inversión de aproximadamente 8 millones de euros.

Con todo ello, la APV busca ser pionera a nivel europeo en el cumplimiento de la Hoja de Ruta para la Energía 2050 establecida por la Comisión Europea.

Asimismo, la APV está realizando una apuesta por sustituir progresivamente el uso de combustibles fósiles convencionales en sus recintos por otros más limpios, como el Gas Natural Licuado (GNL) o el hidrógeno.