Sanidad cierra la UCI del Clínico y habitaciones de Cardiología tras detectar aluminosis

Sanidad cierra la UCI del Clínico y habitaciones de Cardiología tras detectar aluminosis
I. Marsilla

R. V.

El Hospital Clínico ha cerrado la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), integrada por seis camas, y cuatro habitaciones del servicio de Cardiología al detectarse aluminosis. Según ha detallado la Conselleria de Sanidad, se van a realizar obras de refuerzo en siete viguetas y modificaciones en las instalaciones de agua.

En total, la intervención supondrá el cierre de las seis camas de la UCI, que se han trasladado a la sala de Reanimación y Cuidados Críticos, y el bloqueo de cuatro habitaciones de Cardiología, ya que el servicio se encuentra en el piso superior al de la UCI y es necesario para los trabajos. Se prevé que tres de ellas quedarán abiertas en una semana y la restante, en 15 días.

Esta actuación forma parte del plan de revisión y mantenimiento del Clínico, que consiste en la detección precoz y actuación ante posible cemento aluminoso. De hecho, en julio de 2017 se localizaron una serie de zonas afectadas en el hospital, que se repararon y cuyas obras acabaron en agosto del año pasado.

La detección de aluminosis en dos viguetas de un despacho de la planta segunda del centro sanitario obligó entonces a realizar catas en el edificio para comprobar el alcance de este problema en el hormigón, además de apuntalar la estancia y una sala de espera del área de quirófanos. Desde entonces se siguen llevando a cabo inspecciones y reparaciones que han permitido detectar un nuevo punto en esa área.

Desde el departamento que dirige Ana Barceló recalcaron que «se está trabajando de modo que tenga la menor repercusión y que puedan estar en funcionamiento en el menor tiempo posible». Actualmente, los técnicos de la conselleria, junto a los profesionales del hospital, están coordinados para llevar a cabo una fase de revisión en profundidad de las instalaciones, pendiente de ampliación.