Valencia enarbola la bandera de la alimentación sostenible

La Reina Letizia y autoridades locales e internacionales, en la inauguración del CEMAS./Irene Marsilla
La Reina Letizia y autoridades locales e internacionales, en la inauguración del CEMAS. / Irene Marsilla

La Reina Letizia inaugura el centro mundial de la FAO

MAR GUADALAJARA

Valencia ya es la gran anfitriona del Centro Mundial de Valencia para la Alimentación Urbana Sostenible (CEMAS), recinto que se presentó ayer en la Marina.

Esta puesta de largo contó con la presencia de Su Majestad, la reina Letizia, que inauguró el centro como embajadora especial de Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Tras los saludos oficiales con el president de la Generalitat, Ximo Puig; el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio; el director general de FAO, José Graziano da Silva; y el alcalde Joan Ribó se produjo una conversación entre la reina y Graziano da Silva, en la que estuvo presente el alcalde Joan Ribó.

El objetivo del recinto es crear estrategias que potencien las producciones saludables para exportarlas a nivel internacional

«El acto que celebramos es la culminación de un largo proceso en el que los valencianos hemos sentido la necesidad de participar. Vivimos con orgullo pertenecer a un entorno que es el resultado de siglos de sabiduría, de una relación ancestral con la producción de nuestros alimentos sanos, una relación equilibrada y coherente con nuestra valiosa huerta y con la dieta mediterránea», dijo Ribó.

El alcalde comentó que hay que mirar al otro lado del Mediterráneo, «y no cerrar los ojos a la realidad. Es el momento de enfrentarnos a retos como los flujos migratorios, el cambio climático, la desconfianza en la democracia y por una nutrición sana y adecuada». Dijo que la meta era «llegar al hambre cero».

Da Silva afirmó que el número de personas obesas ya supera a los que padecen hambruna

El objetivo de este centro, indicó Ribó, es crear acciones para conseguir sistemas alimentarios locales sostenibles que puedan servir de ejemplo a otras ciudades. Durante el primer año, se centrará en el problema de la obesidad, por la falta de calidad en la alimentación, y en cuáles son los retos de la alimentación de las grandes ciudades en el siglo XXI, y en 2021 sus actividades coincidirán con la celebración por Naciones Unidas del año internacional de los cítricos y verduras.

La Reina Letizia, en Valencia. / Irene Marsilla / EFE

El director general de la FAO, el brasileño Graziano da Silva, puso sobre la mesa las cifras que se recogen en el último informe que presentó la semana pasada la FAO. Hay 2.000 millones de personas en el mundo que «no disponen de los alimentos necesarios para una semana, pero el número de personas obesas ya supera a las que padecen hambre», ya que aseguró que estos últimos son más de 830 millones.

Ribó dijo que hay que enfrentarse a retos como los flujos migratorios y «llegar al hambre cero»

Da Silva calificó la obesidad como la epidemia actual. Y lo achacó al auge de ultraprocesados. «Muchas veces no sabemos qué comemos».

El premio Nobel de la Paz 2007, Edward Rubin, y la activista por la alimentación sostenible, Vandana Shiva, centraron su conversación en la malnutrición y la agricultura eficiente. Rubin incidió en que los cambios «no van a ocurrir por sí solos, es necesario un liderazgo político». Para Shiva, son las mujeres las encargadas de liderar la transición, «ya que incluso en situaciones adversas deben seguir nutriendo a sus familias».