Piscina, cancha de basket y jardines para pasar el verano

A la espera de que se resuelvan cuestiones tan peliagudas como la enorme deuda que arrastra el Consorcio y que el Gobierno socialista ha prometido asumir, la oferta de ocio se ha multiplicado este verano en el recinto. A los restaurantes, terrazas y discotecas, este verano se ha añadido la piscina de mar, una cancha de baloncesto integrada en un mural artístico o jardines y ferias en la Marina norte. El reverso de este aluvión de público que acude a diario, sobre todo los fines de semana, es la escasez de servicios municipales. El más evidente es la necesidad de reforzar las líneas nocturnas de la EMT y la del tranvía, así como la presencias de más policías locales para regular los frecuentes atascos.