Un nuevo parque Central de Valencia en Nazaret

Un nuevo parque Central de Valencia en Nazaret

El Ayuntamiento aún no dispone de un presupuesto cerrado; solo se han aprobado unos 200.000 euros para comenzar con trabajos de jardinería y habilitar espacios deportivos de la fase provisional

MAR GUADALAJARA

Poco antes del mediodía ha terminado una negociación que, en palabras del propio alcalde Joan Ribó, «ha costado lo suyo». Y es que han sido más de dos años de negociación entre el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria para delimitar las fronteras concretas del Plan Nazaret Este: un proyecto de compensación a los vecinos del Barrio de Nazaret que será «un nuevo Parque Central», según han comparado ambas autoridades tras la sesión del Consejo de Administración celebrada esta mañana en la Sala del Edificio del Reloj.

Una vez delimitado el mapa de las 6 áreas que componen la infraestructura de uso ciudadano, esperan poder obtener el permiso de Aduanas para abrir algunas zonas «de uso provisional», como ha explicado Ribó, quieren comenzar cuanto antes con los trabajos de jardinería, así como habilitar algunas zonas de uso deportivo. Para ello ya están presupuestados más de 200.000 euros y otra parte de la inversión será por parte del Puerto de la que llaman, «fase provisional».

Sin embargo, aún no existe una partida presupuestaria municipal ni una aproximación del coste que supondrá para el Ayuntamiento. La Autoridad Portuaria si ha confirmado que su inversión es de 25 millones de euros.

El acuerdo alcanzado es para la administración una «compensación», que no supone «cualquier cosa», así lo expresaba el alcalde de la ciudad, en ha reconocido, «el esfuerzo que significa para el Puerto, porque en estos 230.000 metros cuadrados de suelo podrían haberlo dedicado a muchos otros fines».

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria, Aurelio Martínez, ha destacado su voluntad de iniciar los trabajos cuanto antes, pero ha dejado claro que la finalización del proyecto dependerá, «de la capacidad financiera de la administración para asumir los costes». Asimismo, ha añadido que el Plan se traduce en un paso importante porque, «la parte sentimental no es compensable, pero hemos querido pensar en los ciudadanos que sufrieron la ampliación del puerto».

Cuestiones pendientes

La construcción de esta zona consta de seis áreas entre las que se incluyen el Parque de la Desembocadura, de 63.308 metros cuadrados, en la que se enmarca también otra de las áreas que es la destinada a servicios y comercios en la que se realizarán tres bloques con una altura máxima de 5 plantas. Aquí se incluye una de las partes que quedan pendientes, como es la instalación de un Centro de Formación Profesional Portuaria.

El tercer espacio, con una extensión de 98.940 metros cuadrados, es el destinado al libre uso deportivo. Es aquí donde recae otra de las cuestiones pendientes, ya que por el momento sólo ha presentado proyecto el club de fútbol Levante Unión Deportiva, por lo que han dejado un plazo de un mes para la oferta y presentación de otros proyectos deportivos.

La ordenación del Plan incorpora el equipamiento del llamado Marblau, un espacio que ya está en funcionamiento en la actualidad y que está gestionado por el Ayuntamiento.

Otro de los parques que integra el proyecto es el Parque Sur, con una extensión de 8.375 metro cuadrados, que estará compuesto por zonas verdes, frente a una parcela que pertenece a la zona deportiva, con la que se dará acceso a una zona de estacionamiento. Finalmente, se incluye el corredor verde, que enlaza el Parque de Desembocadura con el actual corredor y conecta las zonas de la Punta y Pinedo.

Pero queda en el aire por le momento, complementar este corredor con otro que discurra por la otra ladera del río, y que según ha explicado el propio alcalde, tendría 20 metros de longitud. Es una cuestión que aún está en el aire, del mismo modo que la comunicación con las líneas de transporte público, es otro de los puntos sin resolver, que el Ayuntamiento aún no ha previsto.