Obras en 30 calles devolverán los atascos a Valencia tras las vacaciones

Obras de renovación de la red de agua potable, el pasado miércoles en la avenida Jacinto Benavente. / J. Monzó
Obras de renovación de la red de agua potable, el pasado miércoles en la avenida Jacinto Benavente. / J. Monzó

Los trabajos de mejora de agua potable y la red de saneamiento protagonizan las zanjas durante septiembre

PACO MORENOVALENCIA.

Las zanjas y el verano son algo inevitable en las grandes ciudades, aunque en el caso de Valencia las incomodidades para el tráfico se prolongará en una treintena de calles durante el mes de septiembre, según los datos publicados por el Ayuntamiento.

Estos meses no se ha contado con las que realiza la contrata de asfaltado, al adelantar al primer trimestre una inversión que se elevó a 400.000 euros, indicaron ayer fuentes de la concejalía de Renovación Urbana. Aún así, la empresa trabaja en intervenciones puntuales como el reasfaltado del carril bus de la calle Ruzafa el pasado lunes.

Esta zona será una de las más sensibles de cara al regreso de vacaciones y el inicio del curso escolar, pero no por obras sino por las restricciones de giro que se han hecho en la zona desde la Gran Vía Germanías y la avenida Reino de Valencia. La Policía Local monta desde este lunes un dispositivo de apoyo de agentes para regular el tráfico.

Proyectos como el nuevo rastro y la reconstrucción del mercado del Grao también afectan al tráfico

En cuanto a las obras en sí, la concejalía del Ciclo Integral del Agua acomete desde principios de julio la renovación de una tuberías arterial de agua potable entre el puente del Mar y la avenida Peris y Valero, en la marginal derecha del cauce, con la previsión de que algunos tramos no estén acabados hasta el próximo 30 de noviembre, según el calendario publicado en Ocoval, la entidad que coordina la apertura de zanjas y reserva de vados por obras en toda la ciudad. La última zona donde se trabajará en la canalización será en la avenida Jacinto Benavente, ya el próximo noviembre.

Antes estarán listas otras intervenciones. Justo antes del inicio del curso escolar, el próximo día 9, se espera que esté acabada la reurbanización de la plaza Arzobispo Olaechea, en el barrio de San Marcelino. Igual pasa con los trabajos en un colector en la avenida Doctor Peset Aleixandre, una de las obras encargadas por vía de urgencia debido al mal estado del saneamiento denunciado las últimas semanas.

En la calle Sagunto, una canalización eléctrica afectará a la calzada hasta el 30 de septiembre. Se trata de una vía de gran intensidad de tráfico, sobre todo en hora punta de entrada y salida de los colegios. En la avenida Primado Reig, en la misma zona, el día 6 se espera que esté acabada la reparación en otro colector. El gobierno municipal ha aprobado hasta siete obras en otras tantas zonas para anular el riesgo de hundimiento de la calzada y facilitar la evacuación de aguas residuales. La situación es tan problemática que los técnicos del Ciclo Integral del Agua incluyen en los expedientes que no se hacen responsables por la falta de presupuesto.

La relación sigue con la afección a las cales del entorno de las obras del nuevo rastro, en el barrio de Beteró. Igual ocurre con la construcción de un mercado municipal en el Grao, donde sólo se mantiene la estructura metálica del anterior. En ambos casos se habla de que la ocupación será durante todo el mes.

La avenida Fernando Abril Martorell, un tramo del bulevar sur, es otra de las zonas que concentra numerosas obras que afectan a las calles aledañas. Así ocurrirá con la canalización hasta el día 20, mientras siguen los trabajos en la calle Amado Granell, donde la Conselleria de Obras Públicas inició en el arranque del verano las obras en la estación de la futura línea 10 del metro.

En el barrio del Cabanyal todavía quedan algunas calles por reurbanizar, bien por retrasos en la tramitación de los concursos o proyectos pendientes de ejecución. Ocurre con algunas calles transversales a los grandes ejes viarios de Reina y Doctor Lluch, así como varias plazas. En el extremo este de la avenida de Francia, sigue el corte de calles por la construcción del colegio 103. Por último, el aumento de la actividad inmobiliaria se nota cada vez más en Valencia con numerosas reservas de vados, que de manera temporal reducen las plazas de estacionamiento en la calle para los vecinos y comerciantes.

Más