Nuevo mercado gastronómico en Valencia

Interior del edificio, que se encuentra en un proceso de restauración. / Damián Torres
Interior del edificio, que se encuentra en un proceso de restauración. / Damián Torres

Gastronomía e historia se unirán en el edificio protegido de la antigua Imprenta Vila

PAULA NIETOVALENCIA.

Las paredes de la antigua Imprenta Vila se convertirán a finales de octubre en el nuevo Mercado Gastronómico de San Vicente. Con 111 años de historia a su espalda, este edificio histórico con protección de nivel tres se reinventa para ofrecer un nuevo espacio que acerque el producto local gracias a establecimientos gastronómicos repartidos en dos plantas.

Los promotores de este proyecto pretenden que el edificio de la histórica Imprenta Vila, que cerró en 2009, recupere su esencia con un concepto de mercado diurno y vespertino similar al de Colón, con un horario previsto hasta la medianoche. La antigua nave se llenará de puestos y los edificios que recaen al jardín del solar y que antiguamente albergaban a los trabajadores y a la familia del propietario, pasarán en un futuro a convertirse en un 'coworking' próximo a la estación del AVE Joaquín Sorolla.

Al tener un nivel de protección tres, no puede variar ni la estructura ni la fachada del edificio. Por ello, las obras del interior del inmueble, que se iniciaron hace ya tres meses, se aproximan a un trabajo de restauración. Se está trabajando a mano en un proceso de recuperación del diseño original que adornaba las paredes de la nave, según pudo comprobar ayer LAS PROVINCIAS. De momento no se está limpiando el exterior del edificio, aunque sí se han renovado dos ventanas con la madera original de la antigua imprenta.

Damián Torres

Para completar la oferta gastronómica, en el futuro mercado se exhibirán máquinas originales y utensilios que pertenecían a este taller valenciano, ahora apiladas dentro del recinto. Por otro lado, desde la promotora no descartan utilizar algún espacio para abrir una sala destinada a acciones culturales y distintas iniciativas promovidas por el barrio.

Al ser un edificio escondido en un patio de manzana, algunos vecinos de la calle de la Mascota y de Maestro Sosa están descontentos con el proyecto. Los residentes temen que se toque la estructura y que la actividad del local pueda generar ruidos. Fuentes de la promotora aseguraron que las obras incluyen la insonorización de todo el inmueble para evitar las posibles molestias que puedan causar a las viviendas del entorno, además de tener un horario reducido y un «temprano cierre». Los denunciantes, además, aseguran que la actividad gastronómica publicitada por el nuevo mercado no es la que realmente se va a llevar a cabo, sino que serán «actividades de servicios, consumo y ocio que requieren del cumplimiento de la normativa autonómica de espectáculos, actividades recreativas y establecimientos públicos».

Juan Albert, uno de los socios que tiene entre manos este nuevo mercado, aseguró obtener la felicitación por parte del Consistorio tras haber recibido varias inspecciones por sorpresa. Con el objetivo de «aterrizar bien en el barrio», los promotores del nuevo mercado gastronómico invitan a visitar las obras a cualquier vecino que esté dispuesto, y así puedan comprobar el trabajo de restauración que se está realizando en su interior.

Durante los años que permaneció cerrado el edificio, la Imprenta Vila fue escenario de películas y series, como la que grabó TVE y el director de cine Luis García Berlanga en torno a la figura del escritor y periodista valenciano Blasco Ibáñez.