Las nuevas restricciones de tráfico en el centro de Valencia se hacen sin informe policial

Una mujer circula en patinete, este jueves en la calle Ruzafa. / j. monzó
Una mujer circula en patinete, este jueves en la calle Ruzafa. / j. monzó

Movilidad y Policía Local crearán una mesa técnica para debatir asuntos de calado de seguridad vial tras los enfrentamientos del último mandato

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Las dos restricciones de acceso del tráfico a la calle Ruzafa y a la Gran Vía Marqués del Turia que se pondrán en marcha este lunes se aprobaron sin un informe previo de la Policía Local. La discutida medida por sindicatos y grupos de la oposición municipal no contó con el refrendo de la división de Seguridad Vial del Cuerpo, indicaron ayer fuentes del Consistorio.

Esta falta de informes previos fue motivo de agrias polémicas el pasado mandato, como ocurrió con el doble sentido de la avenida del Oeste o la construcción de los carriles ciclistas más discutidos al dejar la calzada en un único carril para el tráfico. Fuentes cercanas al concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, confirmaron la ausencia del citado informe, aunque señalaron que sí se recibió una nota interior de la concejalía de Movilidad pidiendo «colaboración y apoyo» para la puesta en práctica de las restricciones.

Este tipo de informes no es de obligado cumplimiento, aunque la anterior responsable de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, echó en falta el trabajo previo de sus expertos en distintas ocasiones. Ahora, se ha planteado una comisión técnica entre las dos concejalías para reducir al mínimo las discrepancias.

La supresión de giros se pondrá en marcha el lunes para tratar de reducir los frecuentes atascos

Este grupo de trabajo, indicaron fuentes conocedoras del proceso, se constituirá de manera formal a la vuelta de las vacaciones de verano, con funcionarios de apoyo, secretario y redacción de actas para que quede constancia de los acuerdos. Se trata de ir más allá de medidas puntuales, precisaron, para citar como ejemplo la evolución de la ordenanza de Movilidad que se aplicará en su totalidad a partir del 1 de septiembre.

En cuanto a las restricciones de acceso a la calle Ruzafa, la Policía Local dispondrá de agentes los primeros días para resolver cualquier atascos que se pueda producir y ayudar a dirigir a los conductores en los nuevos trazados. Como publicó LAS PROVINCIAS, las prohibiciones de estos giros han provocado las críticas del Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos, que ven en la medida un «apaño» para tratar de reducir los frecuentes atascos que se producen en Reino de Valencia y la calle Ruzafa en hora punta desde la puesta en servicio del carril ciclista. La asociación de Comerciantes del Centro pidió que el itinerario ciclista siguiera por la calle General Sanmartín hasta desembocar en la calle Xàtiva junto a la plaza de Toros, aunque sin éxito.

El Consistorio afirmó en un comunicado que trata de «mejorar los itinerarios del transporte público, peatonales y ciclistas en ese nexo tan concurrido». La medida es sí consiste en la colocación de señales de tráfico, las más alejadas en el acceso al túnel y derivará parte de la circulación de Reino de Valencia por la calle Taquígrafo Martí, también de un carril único. En síntesis, desde Germanías sólo podrá girar el transporte público, mientras se suprime el acceso directo de Reino de Valencia a Marqués del Turia.

El concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, defendió las medidas impuestas en que «mejorando las opciones de transporte más sostenible se ha empezado a descongestionar el tráfico motorizado hacia el centro. De hecho, el promedio diario de vehículos por Reino de Valencia antes del carril bici alcanzaba los 6.000, mientras que ahora no llega a los 4.700, un 32 % menos».

Cs dice que «Ribó y Grezzi han convertido Valencia en su campo de experimentos»

El concejal de Ciudadanos (Cs) Narciso Estellés exigió ayer «poner fin a la improvisación» en materia de movilidad en el entorno de la calle Ruzafa. Sobre las nuevas prohibiciones anunciadas por el Consistorio que prohiben a los vehículos girar desde Gran Vía Germanías y desde Reino de Valencia hacia Marqués del Turia, censuró que «Ribó y Grezzi han convertido Valencia en su campo de experimentos».

«Las nuevas medidas no son más que parches que tratan de palian los problemas que ellos mismos han generado», afirmó el edil, quien calificó de «irresponsable» la gestión del concejal de movilidad. «En Ciudadanos advertimos del peligro de transformar la calle Ruzafa y su entorno de una manera tan radical y no dialogada. Todo ello ha traído de nuevo el caos circulatorio al centro y la presencia casi continua de más de una pareja de Policía Local».

Sobre este asunto, el concejal detalló que «el grupo municipal solicitó en julio información concreta de los servicios de Policía Local efectuados en los tramos de la calle Ruzafa y Germanías afectados. A fecha de hoy no se nos ha concretado esta información», criticó, para recordar los conflictos en Cirilo Amorós y Reino de Valencia.

Esta afirmación fue contestada por el Sindicato de Policías y Bomberos en que para reducir el tráfico «de verdad, lo mejor que puede colocar es una valla, así no pasaría nadie, que es lo que quiere». La apertura del carril ciclista en la calle Ruzafa ya fue motivo de un cambio en el sentido de la circulación en un tramo de la calle Cirilo Amorós, para evitar las colas en el acceso que molestaban a los autobuses de la EMT.

Fuentes cercanas a Cano añadieron sobre la comisión técnica entre las dos concejalías que será una de las primeras iniciativas de este otoño. En agenda hay proyectos tan importantes como la reforma de la plaza Ciudad de Brujas y su afección al tráfico, al igual que ocurre con la plaza de la Reina o la remodelación pendiente de numerosas líneas de la EMT, por ejemplo. Grezzi dijo por último que en la calle Ruzafa «se mejoró la calidad del servicio de los autobuses, que gracias a la segregación del carril aumentó la puntualidad y velocidad comercial».