De peregrinación a la Virgen

Turistas y valencianos visitan a la Mare de Déu./LP
Turistas y valencianos visitan a la Mare de Déu. / LP

Vecinos y turistas acuden a ver en primera persona el manto conformado en la Ofrenda

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

La plaza de la Virgen es un mar de flores y móviles. Miles de personas visitan en estos momentos el centro de la ciudad para ver en primera persona el manto de claveles conformado por la Ofrenda, con la previsión de que el calor marchite rápidamente las flores.

La Policía Local controla los accesos a la plaza de la Reina en coche, donde el aparcamiento está casi lleno, para evitar masificaciones en el entorno de la plaza de la Virgen. Sin embargo no ha habido que efectuar cortes preventivos en la calle de la Paz como en otras ocasiones.

Así ha quedado el manto de la Virgen tras la Ofrenda.
Así ha quedado el manto de la Virgen tras la Ofrenda. / LP

La devoción de los valencianos hacia la Mare de Déu se deja notar en el hecho de que los visitantes de la plaza sean de todas las edades y extracciones sociales.

Más información de la Ofrenda