Medio centenar de patinetes de alquiler intervenidos por la falta de permiso

Un grupo de patinetes de alquiler, ayer en la Marina de Valencia. / j. monzó
Un grupo de patinetes de alquiler, ayer en la Marina de Valencia. / j. monzó

La Policía Local tiene en depósito desde mayo vehículos de hasta tres marcas diferentes que funcionan sin regulación

P. M.VALENCIA.

Con menos repercusión que el verano pasado, cuando se decomisaron medio centenar de patinetes eléctricos de una tacada, la Policía Local ha seguido trabajando en la retirada de vehículos de alquiler de estas características, al carecer el Ayuntamiento de una normativa que regule el negocio. Desde el pasado mayo han sido trasladados a una nave un total de 61 aparatos, según indicaron ayer fuentes del Cuerpo.

De esta cifra, todavía permanecen 21 de la marca Lime en el recinto municipal situado en la calle Santa Cruz de Tenerife, en el antiguo cuartel de Aviación. Otros 34 fueron retirados por la citada multinacional el pasado jueves, después de pagar la sanción y el depósito por los días de permanencia.

Esta compañía firmó un convenio con el Consorcio Valencia 2007 para que los patinetes pudieran funcionar en la dársena interior, como una oferta a los visitantes que recorren este espacio de ocio. Pero los usuarios pueden salir fuera de los límites y exponerse a las multas de la Policía Local. El registro de la multinacional permite conocer la última persona que ha utilizado el vehículo antes de ser retirado al almacén del Consistorio.

Los agentes han intervenido patinetes de otras dos marcas. La primera, Movo, está vinculada con la multinacional Cabify y está presente en la ciudad desde julio. Igual que la anterior, funciona con una aplicación del teléfono móvil. La Policía Local ha retenido cinco unidades, que siguen en el almacén de la Central. Por último, las mismas fuentes indicaron que ha entrado otro registrado a nombre de la marca «I Love Valencia».