El Gobierno estudia pagar parte de la deuda que asfixia a la Marina

Pantalán central de la Marina, en una imagen de archivo. / efe/kai försterling
Pantalán central de la Marina, en una imagen de archivo. / efe/kai försterling

Un fondo de inversión se hizo con un préstamo que no cuenta con el aval del Instituto de Crédito Oficial, por lo que ha provocado embargos

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

El delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Fulgencio, desveló ayer que el Ministerio de Hacienda analiza si paga la deuda del Consorcio Valencia 2007 vendida a un fondo norteamericano por el Banco Santander. El préstamo asciende a 67 millones de euros y supone la mayor losa que tiene la entidad gestora de la Marina de Valencia.

En declaraciones recogidas por la agencia Efe, añadió que también está en agenda estudiar la situación de la deuda principal del Consorcio, lo que sucederá en una reunión prevista en septiembre, si bien manifestó que «presupuestariamente» no se puede afirmar nada porque las cuentas no contemplan esta posibilidad a día de hoy.

El Consorcio Valencia 2007 tiene una deuda de 427 millones, originada por las obras que sirvieron para transformar la dársena interior en tiempos de la Copa América de vela. De esta cantidad, los 67 millones citados no están avalados por el Instituto de Crédito Oficial, al contrario de lo que sucede con el resto.

La deuda de 67 millones podría haber ido al fondo con un descuento del 90% por la bonificación

Por este motivo, el Banco Santander inició un procedimiento de embargo, extendido a otro préstamo menor, que se ha ido solventando con la inmovilización del pago de los alquileres de locales de la dársena y otros ingresos de la entidad.

Al estar fuera de la cobertura del Gobierno, estos pagos son los que más preocupan a la entidad, sobre todo desde que el banco vendió el préstamo a un fondo de inversión norteamericano. De momento no se ha producido una petición directa de cobro por parte de este empresa, según pudo averiguar LAS PROVINCIAS, salvo peticiones de que se trate el asunto en la comisión técnica y el consejo del Consorcio.

Fulgencio se reunió hace escasas fechas con responsables de la Marina, quienes le hicieron ver la situación actual y el punto en el que se quedaron las negociaciones con el anterior Gobierno del Partido Popular. La compra del préstamo en poder del fondo no ascendería a 67 millones, sino a la cantidad que pagaron al Santander más un recargo estimado en un 15%. Estas sociedades, informaron otras fuentes, realizan este tipo de operaciones con una bonificación que puede llegar hasta el 90%, dado que los bancos suelen dar el dinero por perdido.

La decisión, en caso de producirse, sería el primer paso para la condonación del préstamo principal, donde el Instituto de Crédito Oficial pasa las letras al Tesoro con la confianza de recuperar los fondos algún día.

En septiembre se celebrará una reunión para tratar de agilizar concesiones y el plan financiero

Esto se ha demostrado en el plan financiero del Consorcio como algo imposible, dado que las concesiones de locales e ingresos por el alquiler de los amarres no abarcan una cantidad tan desmesurada. A la vista de esta situación, tanto el alcalde de Valencia, Joan Ribó, como el director general del Consorcio, Vicent Llorens, han insistido en que el Ejecutivo central debe hacerse cargo de la deuda a través de los Presupuestos Generales del Estado, al igual que ocurrió con las Olimpiadas de Barcelona o la Exposición Universal de Sevilla, entre otros eventos.

Esta cuestión se pondrá sobre la mesa el próximo septiembre en una reunión con el Ministerio de Hacienda. Fulgencio dio por sentado que los técnicos han comenzado ya a analizar el pago del préstamo al fondo norteamericano.

Otros asuntos que se tratarán en ese encuentro versarán sobre las concesiones del Consorcio y el Puerto, así como el desarrollo de las obras más inmediatas y los concursos. Aún así, el aspecto sustancial será el financiero, dado que la entidad no puede acogerse por ejemplo a programas de subvenciones europeas debido a los embargos. En la actualidad, se realizan obras de reforma en el Tinglado 2, con el propósito de transformarlo en un espacio público, mientras se está a la espera de concursos para construir un hotel y ampliar los amarres, entre otros.

Más noticias

Fotos

Vídeos