Fomento adjudica nuevos trabajos en la V-21 pese al rechazo del Ayuntamiento

La V-21, en dirección Valencia. / jesús signes
La V-21, en dirección Valencia. / jesús signes

El ministerio formaliza el contrato para la vigilancia de las obras de ampliación del tercer carril, que podrían iniciarse el próximo mes

I. DOMINGO

valencia. El Ministerio de Fomento dio ayer un nuevo paso en el expediente de la ampliación del tercer carril de la V-21 entre Port Saplaya y la entrada a Valencia a pesar de que el Ayuntamiento y colectivos ciudadanos como Per l'Horta mantienen su rechazo al proyecto por la afección sobre la huerta.

Así, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba la formalización del contrato de servicios para el control y la vigilancia de las obras tras su adjudicación a mediados del pasado julio a la empresa Técnica y Proyectos S. A. por valor de 483.8798 euros. Unos trabajos que la empresa con sede en Paterna desarrollará durante 32 meses, plazo fijado en el pliego de condiciones de la licitación del servicio.

La vigilancia de las obras se sacó a concurso a comienzos de noviembre del año pasado y es ahora, transcurridos cinco meses desde la adjudicación de la construcción del tercer carril a OHL, cuando se formaliza este otro contrato. Fuentes consultadas por este periódico aseguraron que la actuación a lo largo de 4,8 kilómetros de la V-21 podría arrancar el próximo mes, dado que ya se han resuelto las expropiaciones de terrenos que estaban pendientes.

Los Presupuestos del Estado de 2018, que entraron en vigor en julio, contemplan una partida de cuatro millones para la ejecución de las obras que, previsiblemente, no se agotará al acabar el ejercicio. Para 2019 y 2020 están previstas anualidades de nueve y 6,7 millones, respectivamente. El tercer carril tendrá un coste de unos 20 millones.

Aunque el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, aseguró en su primer visita oficial al Palau de la Generalitat que conocía las «inquietudes» sobre este tema y que convocaría una reunión con el Consell para abordar la ampliación, su departamento ha proseguido con los trámites administrativos pendientes.

El Consistorio trasladó al anterior Ejecutivo central una propuesta sobre la V-21 para suprimir la reserva de suelo a ambos lados de la calzada, con una anchura de ocho metros, y así reducir la afección en los campos de huerta en un 60%. Mientras, Compromís planteó añadir un tercer carril en su entrada a Valencia, y no en Port Saplaya, y enlazarlo con la calle Ingeniero Fausto Elio (la prolongación de Serrería).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos