Los retrasos en la EMT superan los 20 minutos

Los retrasos en la EMT superan los 20 minutos
CONSUELO CHAMBÓ

La huelga coge a los usuarios «por sorpresa»

MAR GUADALAJARA

«Me ha pillado por sorpresa», ha sido la reacción de Manuel al bajar del metro en la calle Xátiva y dirigirse hacia la parada de autobús en esta misma calle, «no sabía que hoy había otra vez huelga». Como él, una veintena de personas sufrían retrasos ya a las ocho de la mañana en la línea 5. «Llegamos tarde a clase», comentaban un grupo de jóvenes que esperaban al mismo autocar.

Los paros que han empezado hace apenas unos minutos y están previstos hasta las 10:00h, afectan ya a los pasajeros habituales de la EMT.

Por el centro de la ciudad, circulaban desde primera hora, autobuses que apagaban sus pantallas frontales para indicar : 'fuera de servicio'. «Siempre igual, lo hacen a las horas puntas para fastidiar, yo esta vez no tenía ni idea, pensaba que la habían desconvocado», explica Andrea que ha tenido que esperar «al menos 15 minutos».

En la parada de 693 de Ángel Guimerà las esperan superan los retrasos superan los 20 minutos, los usuarios «asumen» la situación pero no dejan de demostrar su «cansancio» ante los continuos paros. «Cuando hay huelga olvídate, es lo que hay, yo he tenido que avisar en el trabajo», dice Paqui. Mientras un par de jóvenes que no dejan de mirar la hora en sus teléfonos móviles también, «hemos tenido que decírselo a una compañera que ya está en clase para que se lo diga al profesor», dice Lucía. Otro de los usuarios que espera el autobús de la línea 63, se quita los auriculares al escuchar las quejas del resto de pasajeros, «yo estoy cansado ya, entiendo que quieran protestar pero están cansando a los usuarios, no pueden dejarnos sin servicio cada semana», dice Javier, que comenta que llega tarde a trabajar, «llevo esperando más de 20 minutos».

Cruzando, en la misma calle unos metros más adelante, en la parada de la línea 70, de nuevo, más usuarios afectados: «no se que pretenden con esto, porque van a conseguir que nadie use el autobús», comenta María José. A las nueve de la mañana los retrasos superan los 20 minutos.

«Si de normal esto ya funciona mal, imagínate hoy», dice Pedro que lleva esperando 20 minutos el autocar de la línea 64, «voy al médico, supongo que me tocará esperar igualmente», dice riendo.

En sentido contrario, en la misma avenida, en la parada del lado de los impares una mujer pregunta: «¿hoy hay huelga?, porque llevo ya 25 minutos esperando». Otro usuario responde asintiendo con la cabeza. Los pasajeros van de un lado a otro de la acera intentando matar el tiempo mientras comentan, «tienen un morro, siempre van a la pataleta y así fastidian a todo el personal», dice Carmen.

Los conductores llevan un cartel en el cristal delantero en el que se advierte de los servicios mínimos. Pasadas las nueve y media, siguen circulando autobuses fuera de servicio, lo que genera más enfado entre quienes esperan. «No pasan y los que pasan están sin servicio, es increíble», dice un hombre que, desesperado decide coger un taxi.

La huelga continuará durante la tarde de hoy, incidiendo de nuevo en horas de mayor afluencia, en diferentes intervalos, de 16:00h. a 18:00h. y de 19.30h. a 21.30h. afectando al servicio nocturno de 22 a 24.00 h.