Los conductores de la EMT tendrán que mediar en los conflictos por mascotas

Parada de la EMT en el centro de Valencia. / damián torres
Parada de la EMT en el centro de Valencia. / damián torres

El Consistorio aprueba el proyecto de reglamento, que limita a tres animales el máximo por vehículo y prohíbe las especies exóticas o peligrosas

P. MORENO VALENCIA.

El Ayuntamiento aprobará hoy en la junta de gobierno el proyecto de reglamento de la EMT anticipado por el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, y la delegada de Bienestar Animal, Glòria Tello, el pasado octubre y donde una de las principales novedades de cara a los usuarios será el permiso para subir a bordo con mascotas. Este apartado del documento aparece más desarrollado que en el primer borrador y detalla todas las competencias de los conductores y el resto de personal de la compañía, es decir, los inspectores.

El personal de la empresa tendrá que mediar en varias decisiones que afectan a los usuarios en este sentido, como que los «animales deberán estar en perfectas condiciones higiénico-sanitarias en el momento de subir al autobús, debiendo poder acreditar este extremo la persona responsable en caso de ser requerido al efecto por personal de la EMT». También se indica a continuación que «tanto la persona inspectora como la conductora tienen la potestad de impedir el acceso a las personas acompañadas de animales de compañía o pedirles que se bajen del autobús en circunstancias determinadas que puedan afectar a la seguridad del pasaje o a su salud, siempre cuando éstas se justifiquen debidamente».

La actuación añadida a su trabajo que deberán afrontar los conductores ya fue motivo de crítica por parte de los sindicatos. El concejal Grezzi anunció durante la presentación del reglamento que los usuarios con mascotas deberán tramitar en la EMT una tarjeta acreditativa, sin coste en el viaje por llevar un animal, aunque obligada para tener un control de los mismos.

Los conductores serán responsables de más circunstancias relacionadas con las mascotas, que siempre deberán viajar en transportín y no podrán superar los 15 kilos. En cada vehículo habrá un máximo de tres animales simultáneos y siempre prevalecerán los pasajeros, es decir, que si algún pasajero muestra su incomodidad por el hecho de compartir espacio con un animal, el portador deberá cambiar de asiento.

El proyecto de reglamento debe seguir ahora el proceso de alegaciones. El concejal de Ciudadanos Narciso Estellés comentó que la EMT «ha tenido que explicar mucho mejor todo lo concerniente a los animales de compañía. Grezzi y Tello salieron a vender el título de las mascotas antes de explicar bien a los valencianos muchas de las normas al respecto. Eso es vender humo y generar polémica una vez más». Para el edil, el proyecto de reglamento «sigue dejando a los conductores solos al pie de los caballos en demasiadas circunstancias».

Como se explicó el pasado octubre, los animales tendrán que viajar en transportines y no se permitan especies exóticas ni consideradas peligrosas, amén de las venenosas. El proyecto cita como ejemplo serpientes o mosquitos, aunque deja la relación abierta.

Más

 

Fotos

Vídeos