El barrio del Grao se presenta sin plazos y con más pisos protegidos

Figuración virtual del barrio, visto desde la zona de la avenida de Francia. / lp
Figuración virtual del barrio, visto desde la zona de la avenida de Francia. / lp

El Ayuntamiento elimina en el plan una parte del circuito de Fórmula 1 para ensanchar el futuro tramo del jardín del Turia

PACO MORENO VALENCIA.

«No hay fecha concreta porque son trámites complejos». El concejal de Desarrollo Urbano de Valencia, Vicent Sarrià, descartó ayer dar un plazo para la aprobación definitiva del nuevo barrio del Grao, un trozo de la ciudad que se extiende desde las vías del túnel de Serrería hasta el puerto y cuyo planeamiento fue presentado ayer a la prensa después de unos días de intenso debate entre los socios del gobierno municipal, iniciado por el rechazo del alcalde Joan Ribó a la propuesta inicial y el cuestionamiento claro de València en Comú.

El efecto de dicho debate, discrepancias claras que llegaron a generar una nueva crisis en el gobierno tripartito, ha sido el aumento de la reserva para viviendas protegidas, que pasará del 15% al 30% de los 2.550 pisos previstos, así como la ampliación de la anchura del futuro jardín del Turia con la eliminación de un carril en la calzada pegada a la marginal izquierda del cauce. La primera petición partió de València en Comú y la segunda, del alcalde Ribó. Sarrià confió en que al final de este mandato, en mayo de 2019, el proceso esté «todo vestido» en el carril de la tramitación. «Tiene que haber una exposición al público y que pase por comisiones y el pleno», matizó el edil.

El otro punto de fricción entre los socios de gobierno fue no incluir el soterramiento de las vías, lo que ha quedado descartado al tratar el plan urbanístico como otro cualquiera de la ciudad. El Ayuntamiento seguirá las negociaciones con el Ministerio de Fomento para alcanzar un acuerdo en la financiación.

El edil de Desarrollo Urbano comentó que las aportaciones de los promotores, donde sumó lo recibido por las Moreras y la avenida de Francia, alcanzar los 12 millones de euros, mientras que la solución preferida por el gobierno municipal es soterrar las vías hasta más allá de la autovía de El Saler, lo que eleva la cuenta a 129 millones de euros. La diferencia entre las dos cifras debesalir del Consistorio y el Gobierno.

Uno de los elementos más singulares será un puente provisional que salvará las vías que salen desde Serrería, con una calzada de dos carriles, una acera y un carril bici, que correrá a cargo de los promotores de las viviendas hasta el soterramiento del tendido ferroviario. El cubrimiento se ampliará con un falso túnel, rematado por una cubierta ajardinada y peatonal.

En todo caso, Sarrià dijo que esta parte del plan urbanístico podría no hacerse. «Depende de los plazos para la prolongación del túnel», precisó. Con el anterior ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se negociaron las alternativas técnicas, pero sin entrar en la financiación.

Sarrià dijo que no prevé un recurso de los propietarios de solares por el aumento de las viviendas de promoción pública, que se habían beneficiado de una reducción hasta el 15% por el carácter singular del barrio, con torres que irán desde las 20 a las 45 plantas, esta última en las proximidades del puerto y con un uso todavía por decidir.

«Es lo que marca la ley», señaló el concejal, quien precisó que el Consistorio dispondrá de un 10% del suelo edificable por las cesiones de las empresas y de un 6% por las propiedades que tiene (caminos, etc.). No obstante, está por ver que estos solares se destinen también a viviendas protegidas.

En cuanto al cubrimiento de las vías del tren, comentó que todavía no se han puesto en contacto con Adif, aunque espera que la propuesta cumpla con la Ley de Seguridad Ferroviaria. «Los edificios se han retirado para cumplir con esta normativa, igual que hicimos con el colegio 103 al otro lado».

Las zonas de tiendas y oficinas estarán concentradas alrededor de las torres, en una especie de zócalo, dado que el barrio se formula como un enorme jardín que conectará con el puerto y el parque de desembocadura de Nazaret, eso sí, salpicado de torres de viviendas.

¡Participa en nuestra encuesta!

Fotos

Vídeos