Bancos y unos pocos árboles repartidos en el jardín provisional

El Ayuntamiento finalizó ayer el ajardinamiento provisional de unas parcelas que suman 6.000 metros cuadrados pertenecientes a la Autoridad Portuaria. Se trata de las antiguas instalaciones de la fábrica Arlesa-Moyresa-Bunge, un espacio a integrar en el futuro parque de desembocadura. El parque, un paseo con bancos, papeleras, setos y algo de arbolado pendiente, está situado entre las calles Jesús Nazaret, Castell de Pop y el recinto del puerto. En total, se han abierto dos accesos desde el barrio, aunque se mantiene el muro de la antigua fábrica, cerrada hace años por las quejas vecinales.