Samsung vuelve a lanzar el Fold flexible con refuerzo

El teléfono Samsung Galaxy Fold se muestra en una pantalla en el evento Samsung Electronics en San Francisco./Reuters
El teléfono Samsung Galaxy Fold se muestra en una pantalla en el evento Samsung Electronics en San Francisco. / Reuters

De momento, España no está en el mapa de países de ventas

JOSÉ A. GONZÁLEZMadrid

Cuatro meses de retraso, y el miedo a un fracaso que cada vez estaba más cerca, pero finalmente vuelve al mercado, aunque limitado. Samsung aprovecha la IFA de Berlín para atraer los focos al relanzamiento de su móvil plegable el Galaxy Fold.

Este sábado, las tiendas de tecnología de Corea del Sur recibirán las nuevas unidades, ya arregladas, de este dispositivo. Le seguirán Francia, Alemania, Singapur, Reino Unido y Estados Unidos. De momento, España no aparece en la lista de países de ventas del Fold.

El primer plegable de Samsung debería haber llegado a los stands de las tiendas el 3 de mayo pero, tras pasar por manos de periodistas, los primeros problemas llegaron al retirar una fina lámina de plástico que parecía ser un protector de pantalla al uso, pero no lo era.

«Durante los últimos meses, Samsung ha estado refinando el Galaxy Fold para asegurarse de que ofrece la mejor experiencia posible. No solo mejoramos el diseño y la construcción del Galaxy Fold, sino que también nos tomamos el tiempo de repensar todo el proceso de compra del usuario », asegura la tecnológica.

En las primeras pruebas fuera de los laboratorios, los paneles flexibles estallaban y comenzaban a parpadear. Tras esto, Samsung frenó el lanzamiento y llamó a talleres a todos los Fold.

Cuatro meses después, Samsung ha anunciado pequeños cambios para evitar que la pantalla se debilite. La capa protectora se ha rediseñado para que se integre mejor en la estructura del dispositivo y no se retire.

Además, las bisagras se han reforzado y se han incluido capas metálicas adicionales debajo del Infinity Flex Display para reforzar la protección de la pantalla.

Aún se desconoce si los cambios traen una subida del precio del nuevo Fold, el pasado de febrero el coste era de 1.980 dólares.