Mas Camarena

Maite Marín«Es fundamental que la educación lidere la revolución tecnológica»

Maite Marín, directora del Complejo Educativo Mas Camarena/
Maite Marín, directora del Complejo Educativo Mas Camarena
EXTRA

Maite Marín está a la cabeza de un proyecto apasionante: lograr que el Complejo Educativo Mas Camarena ofrezca una educación de calidad, acorde al siglo XXI, educando en valores y creciendo y mejorando cada día.

–Desde su experiencia como directora del Colegio Mas Camarena, ¿qué deberían valorar los padres a la hora de elegir un colegio?

–En primer lugar, deben buscar un centro educativo donde su hijo pueda recibir una buena educación académica y en valores. Es fundamental que el colegio aporte seguridad a las familias y responda tanto a sus necesidades cotidianas como a sus deseos futuros. Los padres deben buscar un buen proyecto educativo global e internacional. También que los profesores estén en continua formación para adaptarse a las exigencias socio-educativas. En nuestro caso, añadiría un alto compromiso con la enseñanza y el alumno y mentalidad internacional como la que ofrecemos.

–Mas Camarena es un colegio 100% innovador, ¿de qué forma integran las nuevas tecnologías?

–Para nosotros, las nuevas tecnologías son herramientas fundamentales en el aprendizaje de nuestros alumnos pero no son las únicas. Todas nuestras aulas están equipadas con pizarras digitales –aunque conservamos las pizarras verdes y la tiza para que no se olvide–; en Infantil tenemos el Rincón del iPad y se inician en la robótica por lo que a los ocho años ya saben programar, y contamos la primera aula multisensorial en Infantil. Desde 3º de Primaria la Robótica está dentro del currículo y se ha integrado en diferentes asignaturas a través de un proyecto interdisciplinar. Además, desde 5º de Primaria los alumnos llevan iPads 1:1 y en Bachillerato pasan a llevar ordenadores MacBook-air. La robótica también continúa en estos cursos llegando a la construcción de su propio robot y a adquirir nociones de programación avanzada. Sin olvidar que las tablets han dado paso a los libros digitales de algunas asignaturas de Primaria y Secundaria, contamos con gafas 3D, impresora digital… La Realidad Virtual nos permite, por ejemplo, ver un antiguo teatro de comedias, o dar un paseo por las profundidades marinas. Toda esa tecnología nos ayuda a desarrollar en los alumnos el pensamiento lógico y la creatividad. Siempre intentamos rodear a nuestros alumnos de las últimas herramientas educativas porque queremos que sean alumnos actualizados, todo este se debe acompañar de un proyecto metodológico solido e innovador.

–Innovación, tecnología… ¿son las claves para el futuro de la educación?

–La educación se tiene que enfrentar actualmente a muchos retos y cambios. Recientemente hemos realizado un simposio sobre la Inteligencia Artificial (IA) aplicada a la educación pues en los próximos años veremos muchas aplicaciones en la vida diaria de la Inteligencia Artificial y que, lógicamente, debemos ser capaces de aplicarlas en las aulas. Es fundamental que la educación lidere la revolución tecnológica que está empezando a surgir por lo que la inclusión de la tecnología en las aulas es imparable. Ya estamos viendo que los beneficios se dirigen hacia la personalización del aprendizaje, la creación de entornos de aprendizaje colaborativos, la tecnología como una expansión del aula y una mayor y mejor interacción entre profesores y alumnos, tanto dentro como fuera de clase.Además y como venimos insistiendo con una cambio metodológico en las aulas, desde Mas Camarena apostamos por un marco internacional como son los Programas de la Organización del Bachillerato Internacional, una enseñanza global y enmarcada en un aprendizaje académicamente riguroso y en la formación en valores.

–Eso es lo que ya estamos viendo pero, ¿hacia dónde va ese futuro de la educación?

–Hacia una enseñanza muy personalizada. A través del Learning Analitycs (Análisis del Aprendizaje) podremos medir y analizar todo el proceso que los alumnos realizan. Por tanto podremos determinar de forma más precisa qué necesita cada uno, qué intereses desean trabajar, cómo pueden ser más indagadores. En definitiva, la educación debe estar viva y actualizada, de esta forma se ha demostrado que el aprendizaje es mucho más significativo y perdurable en cada uno de los alumnos. obtener