Empiezan a llegar cartas amenazando con grandes multas por descargar series y películas por internet

Empiezan a llegar cartas amenazando con grandes multas por descargar series y películas por internet

Dos empresas extranjeras buscan acuerdos extrajudiciales con internautas españoles a los que acusan de haberse bajado ilegalmente contenidos mediante P2P (Torrent)

LP.ESVALENCIA

Dos productoras extranjeras, una alemana y otra norteamericana, han empezado a enviar cartas amenazantes a internautas españoles a los que acusan de haberse descargado ilegalmente series y películas utilizando redes P2P (el conocido Torrent). En las misivas exigen el pago de 400 euros para llegar a un acuerdo extrajudicial y evitar la demanda que acabaría en un juicio.

Hasta el momento han llegado cartas a internautas de Bilbao, Madrid, Valladolid, Zamora... pero cada vez aparecen más usuarios de diferentes provincias que ya han recibido la comunicación.

En la carta se menciona que se ha realizado una «difusión ilegal, a través de su conexión a internet, de obras protegidas por los derechos de Propiedad Intelectual» y cuentan el procedimiento que realizan: en primero lugar ponen en conocimiento del juez la presunta actividad ilícita y le solicitan que pida al proveedor de servicios (la compañía telefónica que da la conexión a internet) la identidad y datos de contacto del infractor para poder reclamar que cese en la actividad (que deje de descargar contenidos audiovisuales) y reclamar una cantidad por los daños ocasionados.

Según se puede apreciar en alguna cartas que los internautas han colgado en las redes sociales, las cantidades se elevan hasta los 400 euros, una parte (100 euros) por el contenido descargado y otra (300 euros) por las «labores de investigación». Las productoras demandantes informan de que al descargar contenido se infrinjen los artículos 138 y 140 de la Ley de Propiedad Intelectual y se subraya que aunque no sea el infractor (hay usuarios que niegan incluso saber cómo se descarga una película), la productora le advierte de que será acusado como «cooperador».

En caso de pagar, para lo que se facilita un número de cuenta. se asegura que se comprometen a no ejercer acciones judiciales. Hasta el momento han recibido la carta clientes de Movistar y Euskaltel.