Ribera Salud

Innovación y tecnología al servicio de la salud

Innovación y tecnología al servicio de la salud
Ribera Salud crea una división tecnológica para facilitar soluciones avanzadas en el ámbito sanitario y mejorar su servicio al paciente
EXTRA

Medicina personalizada, plan de cuidados para cada paciente, cita por internet o resultados de pruebas diagnósticas en el móvil. Lo que hace apenas unos años sonaba a ciencia ficción, es hoy una realidad. Por desgracia, no lo es en toda la Sanidad, pero sí en la que apuesta por un modelo de gestión que prioriza la innovación y la mejora constante de los sistemas de información para mejorar la atención al paciente. «Éste es el ADN de Ribera Salud», asegura su consejero delegado, Alberto De Rosa. La flexibilidad de su modelo (sanidad pública con gestión privada) y la firme apuesta por la tecnología han permitido modernizar la atención asistencial de más de 80.000 ciudadanos en los departamentos de salud del Vinalopó (Elche) y Torrevieja.

Ribera Salud, grupo empresarial de gestión sanitaria, líder en el sector de las concesiones sanitarias en España, fue pionero en la introducción de modelos de información hace 20 años, en el Hospital de La Ribera, convirtiéndolo en el primer hospital informatizado de España y el único en ese momento con una historia clínica electrónica. Su modelo de gestión, presente ahora mismo en el Hospital del Vinalopó y el Hospital de Torrevieja dentro de la Comunitat Valenciana, y en el Hospital de Torrejón, en la Comunidad de Madrid, se resume en la aplicación de lo que en este grupo empresarial se denomina «el triángulo del éxito», formado por tres ejes: una gestión clínica moderna, una política de recursos humanos flexible y sistemas de información avanzados. Ésta, aseguran, es la clave para una asistencia sanitaria centrada en paciente y cuya eficiencia y eficacia está avalada por informes oficiales, entre otros, de la Sindicatura de Cuentas de la Comunidad Valenciana.

Y como la innovación es el presente, Ribera Salud ha decidido crear una empresa tecnológica, Futurs, que nace con el objetivo de dar soluciones avanzadas a un modelo de sociedad muy diferente al de hace 20 años. Hoy en día, jóvenes y mayores trabajan desde el móvil, pagan desde el móvil, se divierten y se relacionan socialmente desde un dispositivo móvil. Con la misma naturalidad, los ciudadanos quieren hoy pedir la cita con su médico desde el móvil y recibir en sus dispositivos los resultados de pruebas e informes médicos y comunicarse con mensajería instantánea con los profesionales que le atienden. Y esto es posible gracias a la apuesta por la tecnología en los departamentos de salud que gestiona Ribera Salud.

Además, esta sociedad vive más tiempo y en mejores condiciones, lo que supone que una gran parte de la población está formada por personas mayores y las enfermedades crónicas es el reto más importante del sistema asistencial. En este contexto, «las soluciones de siempre, no son efectivas», asegura Alberto De Rosa. De ahí que Ribera Salud aproveche las alternativas que permite la tecnología hoy en día para, por ejemplo, «paquetizar» programas para colectivos más reducidos, compartimentando soluciones específicas para cada grupo poblacional y haciendo programas a medida de cada grupo de riesgo. Esto permite ser más eficientes y no perder recursos en los procedimientos generales tradicionales. Además, su apuesta es ser cada vez más eficaces, dando la solución al problema de salud que el paciente necesita en el menor tiempo posible.

¿Y cuál es la clave? Para Ribera Salud, su modelo de asistencia poblacional, predictivo, personalizado, preventivo y participativo, que permite ofrecer al paciente lo que necesita en cada momento. «Hemos combinado la herramienta en la que fuimos pioneros, la historia clínica electrónica, con un modelo predictivo de salud que, mediante algoritmos y big data permite identificar grupos de riesgo y hacer estrategias clínicas tempranas para atender a los pacientes de forma personalizada y anticipada, cuidando su salud antes de que surjan complicaciones, haciendo partícipe al paciente, compartiendo la información entre los diferentes niveles asistenciales (Atención primaria y hospitalaria) y fomentado la interactuación con su médico», explican. Esto es Cinara, la nueva e innovadora historia clínica de este grupo sanitario, que se combina con su mejorado portal de salud.

La gestión sanitaria ha avanzado mucho en los últimos 20 años, de la misma forma que ha cambiado la sociedad y nuestros usos y costumbres como habitantes de esta aldea global que es el mundo en el que vivimos, pero no todas las organizaciones se han adaptado o se están adaptando al cambio que reclama el momento y la sociedad actual.

Nuevas profesiones imprescindibles en asistencia sanitaria

Hasta no hace mucho, era difícil encontrar en un hospital o centro de salud personal que no fuera sanitario, más allá de los trabajadores de Administración, atención al paciente o mantenimiento. Pero tampoco era habitual hasta ahora que los profesionales sanitarios trabajaran con un iPad, se comunicaran por mensaje directo con los pacientes o que un enfermo recibiera alertas en su móvil con cambios en la medicación.

Para facilitar con garantías todos estos servicios, mejorar el tratamiento de la información y los datos disponibles para anticiparse a las necesidades del paciente e innovar en procesos que ayuden a los profesionales sanitarios a atender a los ciudadanos, hoy se necesitan profesionales cualificados y personal técnico en el ámbito de la informática, las matemáticas y la ingeniera en hospitales y centros de salud. Sobre todo si, como sucede en Ribera Salud, la tecnología forma parte de su ADN

«Lo que para algunos es el futuro para Ribera Salud es el presente», asegura su consejero delegado, Alberto De Rosa, que se enorgullece de contar hoy en su plantilla con científicos de datos (Data scientis), arquitectos de la nube (Cloud architects), hackers éticos (expertos en seguridad para evitar ciberataques) y gestores de proyectos ágiles (scrum master). Profesionales del mañana para hospitales de hoy. «Nuestro objetivo es ir siempre un paso por delante de las necesidades de pacientes y profesionales, facilitándoles las herramientas que permitan la mejor atención posible», explican.

Para ello, añade, es necesario invertir en tecnología y en personal cualificado. Aseguran que la atención personalizada de médicos y enfermeros, su exquisito trato humano y su vocación de servicio seguirán siendo la pieza clave del sistema sanitario. La explicación serena del profesional, la sonrisa amable y los cuidados exquisitos son imprescindibles. Pero estos nuevos perfiles profesionales ayudan hoy a médicos y enfermeros a hacer aún mejor su trabajo, facilitándoles más y mejores datos, y poniendo en perspectiva y/o proyectando toda la información disponible, siempre al servicio de paciente.

Por ejemplo, gracias al trabajo de los profesionales «tecnológicos» es posible facilitar un plan de cuidados y atención a los pacientes crónicos durante las 24 horas del día o se puede pedir cita a cualquier hora del día o de la noche. Gracias a estos avances y al trabajo de quienes los hacen posible, por ejemplo, no hace falta que una persona diabética se desplace constantemente al centro de salud o su hospital, esperar resultados y consultarlos con su especialista. Las herramientas que facilitan los centros de Ribera Salud permiten al médico controlar los niveles de su paciente a través de la aplicación, modificarle la medicación o las pautas de alimentación. Así, el paciente mejora su calidad de vida y ambos ganan en eficiencia y eficacia en la atención.

La tecnología en el ámbito sanitario ya no es el futuro sino el presente y los avances son constantes, aseguran desde Ribera Salud. «Y para estar siempre en la vanguardia de la sanidad del siglo XXI tenemos que invertir en innovación y en personal cualificado».