¿Merece la pena comprar un televisor 8K?

¿Merece la pena comprar una televisión 8K?./LG/FLICKR
¿Merece la pena comprar una televisión 8K?. / LG/FLICKR

Las pantallas 8K alcanzan un realismo inaudito hasta la fecha, aunque a día de hoy no hay contenidos grabados con esa calidad

MARC ARCAS

Pese a la ausencia de contenidos en resolución 8K a día de hoy en el mercado, la industria está convencida de que los consumidores comprarán estos televisores «con la vista puesta en el futuro» al verlo como una «inversión», ha explicado a Efe el presidente de LG en España, Jaime de Jaraíz.

La resolución 8K es la de mayor calidad existente, ya que con sus 7.680 píxeles horizontales por 4.320 verticales se sitúa muy por encima del actual estándar en el mercado: el 4K de 3.840 por 2.160 píxeles.

Sin embargo, y pese a la innegable superioridad de las pantallas 8K, que alcanzan un realismo inaudito hasta la fecha, gran parte del debate sobre esta resolución gira en torno a la casi total ausencia de contenidos grabados a este nivel de calidad en el mercado, lo que ha hecho que algunas voces pongan en duda su utilidad.

«Cuando la gente compra un televisor, no lo compra para dos años. No es como un móvil, que se cambia cada poco tiempo. Es una compra mucho más reflexiva y que se quiere que dure. La media de cambio para televisores está en siete años», explica De Jaraíz, para quien esta inversión de futuro es lo que justifica el 8K.

Según el máximo responsable de LG en España y Portugal, aunque en estos momentos no haya contenidos para 8K en el mercado, «los consumidores comprarán las televisiones con la vista puesta en el futuro» como ya ha sucedido en las últimas décadas con «multitud de tecnologías».

De Jaraíz pone como ejemplo el propio predecesor del 8K, los televisores 4K, que durante mucho tiempo estuvieron disponibles hasta convertirse finalmente en el estándar del mercado para pantallas de más de 40 pulgadas pese a que los contenidos grabados en esta definición también eran escasos.

Para paliar la actual falta de contenidos en esta definición, los modelos de televisores 8K que ya están disponibles en el mercado integran convertidores que, mediante sistemas de inteligencia artificial (AI) procesan cualquier señal y la «transforman» en altísima definición.

Así, por ejemplo, el dispositivo creará nuevos píxeles para mejorar una imagen de menor calidad proveniente de un blue-ray o de un streaming de internet tomando como referencia los originales. De este modo, los nuevos píxeles generarán un degradado con «nueva información» para llenar los espacios vacíos entre los píxeles originales. Para De Jaraíz, sin embargo, es «discutible» que la definición que se puede conseguir mediante estas conversiones sea equiparable al 8K.

Cuánto cuesta un televisor 8K

La oferta de modelos de televisores 8K aún es escasa en España; y los precios, altos. Algunos ejemplos:

-Samsung 85Q900 85«, 8K: 13.469 euros

-Samsung QE65Q900 65« 8K Ultra HD Smart QLED TV: Desde 3. 899 euros