Caixa Popular

Caixa Popular: la tecnología al servicio del tiempo de los clientes

Caixa Popular: la tecnología al servicio del tiempo de los clientes
En dos décadas todo el ecosistema bancario de la Comunitat ha cambiado y hoy es Caixa Popular quien lidera la banca valenciana
EXTRA

La revolución digital, entre otras cosas, ha cambiado la formar de hacer y entender la banca. Lejos queda la época en la que todo estaba condicionado a pasar por la oficina física y resolver cualquier cuestión en el mostrador.

En 20 años también se ha transformado por completo el sistema financiero valenciano, han desaparecido entidades históricas como el Banco de Valencia, Bancaja, CAM o Ruralcaja, hoy es Caixa Popular la entidad que lidera la banca valenciana, cooperativa y con valores. Han cambiado también las funcionalidades de las oficinas, las necesidades de los clientes, las exigencias regulatorias, los perfiles de los profesionales bancarios y lo que la sociedad les demanda y espera de las entidades financieras.

Ahora el tiempo se ha convertido en uno de los bienes más preciados, lo queremos todo a golpe de clic. También la gestión de las finanzas. Este es uno de los motivos que ha llevado a Caixa Popular y al Grupo Caja Rural, en el que se integra, a desarrollar la tecnología para ayudar a sus clientes a optimizar sus tiempos y operar con autonomía con su entidad bancaria, con la máxima seguridad y confidencialidad, directamente desde el ordenador, el móvil o la tableta.

Caixa Popular está disponible para sus clientes los 365 días del año y las 24 horas del día, a través de Ruralvia, la banca digital, o las apps específicas para sus clientes particulares, empresa o comercios.

Era digital

De los 200.000 clientes de la principal entidad financiera valenciana el 67% ya son usuarios de Ruralvia, la banca digital de Caixa Popular, que combina la más moderna tecnología y toda la capacidad de desarrollo que ofrece pertenecer al Grupo Caja Rural. A través de la versión web y la aplicación los clientes pueden consultar movimientos, realizar transferencias, gestionar las cuentas, controlar los gastos de las tarjetas, pagar recibos, realizar operaciones de Bolsa o localizar cajeros automáticos. En Ruralvia también se integra DIMO. Una herramienta que permite sacar dinero en el cajero sin tarjeta o enviárselo a alguien para que lo recoja al instante.

Aunque en la era de la digitalización el efectivo y el hecho de llevar encima las tarjetas de crédito ya no son un condicionante a la hora de realizar una compra. Ahora cualquier pago puede efectuarse a través de los dispositivos móviles como Googlepay, Applepay o Ruralvia pay la app específica de Caixa Popular para ofrecer dicho servicio que permite el pago a través del teléfono móvil. Además, incluye funcionalidades como Bizum, para enviar, recibir o solicitar dinero a tus contactos del móvil. Al instante y sin gastos extras. El pago ahora es mucho más fácil, rápido y seguro.

Para la gestión de las finanzas personales Caixa Popular cuenta con Ruralvia Report, una 'app' que permite llevar un control diario de los ingresos y gastos. Y para controlar la evolución de las ventas de las empresas y comercios, la entidad dispone de la app Ruralvia mi negocio. Una aplicación pensada para llevar la empresa al día desde el móvil. Agrupa de forma sencilla y 'online' toda la información que el TPV de la empresa o comercio registra. Permite seguir la evolución del negocio, conocer los abonos realizados por las ventas a través del TPV, comparar el negocio frente al sector, consultar y crear campañas de fidelización o permitir que los clientes paguen las compras con tarjeta en su moneda.

Seguridad

Conscientes de la irrupción que han supuesto estos cambios en el sector bancario, Caixa Popular se esfuerza para que los datos de los clientes estén siempre seguros. Disponen de sistemas potentes de protección y protocolo de cifrado de seguriad SSL, por lo que tanto la información que se solicita para identificarlos, como la información relacionada con los productos financieros, viajan de una forma totalmente segura.

Las nuevas tecnologías hacen la vida más fácil y su capacidad para transformar cualquier sector productivo es abrumadora. Conscientes de esta realidad y con el objetivo de facilitar el día a día de los clientes, en Caixa Popular la innovación tecnológica siempre se rige por la sencillez y la facilidad de acceso para los usuarios, llegando incluso a la implementación de la identificación a través de la huella digital para iniciar sesión a través del móvil a la banca digital. Innovaciones pensadas para todos los públicos, intuitivas y que favorecen la rapidez en la gestión.

Paradójicamente, el trato personal y el asesoramiento ganan peso en esta era digital. Los clientes demandan autonomía en la gestión operativa pero a la hora de contratar productos y servicios prefieren asesoramiento y exigen gestores con cara y ojos. Mantener la cercanía es el gran reto del sector, porque la clave en la banca sigue siendo la confianza.

La era de la digitalización, la cercanía y los clientes conectados

La era de la digitalización es también la de la cercanía. El cliente está en el centro de la estrategia y se persigue ofrecerle una óptima experiencia en cualquiera de los canales que utilice. Actualmente contamos con clientes más conectados, mejor informados y, como consecuencia, más exigentes que nunca antes.

Ante este nuevo consumidor, surgen nuevas exigencias regulatorias que estandarizan los procesos y que protegen los datos y el tratamiento de la información, así como que incrementan la seguridad de los inversores o regulan a nivel europeo los servicios de pagos digitales para dotarlos de mayor seguridad y adaptado a las nuevas tecnologías.

Aparecen también nuevos competidores financieros apoyados en la tecnología que hasta hace escasos años ni tan siquiera se contemplaban en el mercado financiero. Hablamos de las Fintech o de grandes corporaciones tales como Facebook, Apple, Amazon o Google que empiezan a introducirse en este universo financiero de una forma u otra.

Ante la cultura de lo urgente y la actual coyuntura de tipos bajos, la tecnología reduce los tiempos y mejora la eficiencia, a la vez que implementa la innovación para convertir en oportunidad todos los desafíos que se le presentan al sector bancario. Cada vez se conoce más y mejor a los clientes, y nos esforzamos por mejorar la experiencia que viven cuando se relacionan con su entidad financiera.

Aunque las visitas a las oficinas bancarias se realizan de forma esporádica, los clientes demandan cercanía y fluidez en la relación, esperan un trato cercano que cumpla sus expectativas y satisfaga sus necesidades. Valoran mucho la accesibilidad en cualquier momento y lugar, así como la agilidad en la resolución de dudas e incidencias. Esperan que su entidad financiera sea capaz de anticiparse y que le ofrezca aquello que realmente le interesa en el momento que él lo necesita.

La autonomía la trae consigo la tecnología y se rige por la inmediatez; mientras que la contratación de productos y servicios, con independencia del canal que se elija, se basa en el asesoramiento más personalizado. Una evolución que ha supuesto una verdadera revolución en el sector con la irrupción de los gestores personales o la reconversión de las oficinas bancarias en puntos de asesoramiento y planificación financiera.

Caixa Popular ha introducido todas las ventajas que ofrece la tecnología y ha añadido el ingrediente de la gestión emocional como eje de la relación con sus clientes. Con el convencimiento de que supone una ventaja competitiva frente al sector. Priorizando el servicio al cliente, a través de la gestión ética y profesional, realizando una banca honesta desde las personas y para las personas.para la