La Fiscalía pide 11 años de prisión por la violación de una menor junto a una discoteca de Albal

Interior de la Ciudad de la Justicia de Valencia, sede de la Audiencia Provincial./
Interior de la Ciudad de la Justicia de Valencia, sede de la Audiencia Provincial.

El procesado, de 29 años, está acusado de encerrar a a la adolescente en un coche, llevarla a un polígono y agredirle sexualmente

EFE

La Fiscalía Provincial de Valencia solicita 11 años de prisión para un hombre de 29 años acusado de haber agredido sexualmente a una joven de 17 en enero de 2017 en las inmediaciones de una discoteca de Albal (Valencia). El juicio por estos hechos está señalado para mañana, martes, en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Valencia.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso EFE, los hechos se produjeron alrededor de la 1 de la madrugada del día de Reyes de 2017, cuando la denunciante se encontraba en el aparcamiento de una discoteca de la citada localidad.

El procesado y sus amigos entablaron conversación con un grupo de chicas, entre las que se encontraba la víctima, que se introdujo en un vehículo de los jóvenes con los que hablaban en compañía de una amiga (la víctima en el asiento del copiloto y la amiga en el del piloto).

En un momento dado, siempre según el relato del fiscal, la amiga bajó del vehículo y subió el encausado, que cerró los pestillos del coche, arrancó el vehículo y se dirigió a un polígono industrial cercano.

Una vez detuvo el vehículo se abalanzó sobre la menor y empezó a besarla, a pesar de la negativa de la víctima. La joven pasó a un asiento trasero, cogió una chaqueta para taparse y trató de utilizar el teléfono móvil, pero el agresor, supuestamente, se lo impidió.

Posteriormente, trató de que la joven le hiciese una felación, pero al no conseguirlo le levantó el vestido y la penetró, a pesar de que la menor llevaba puesto un tampón, que el acusado retiró de forma violenta para penetrarla de nuevo.

Como consecuencia de estos hechos, la menor sufrió un eritema en la vagina que requirió asistencia médica y 10 días para su curación.

Además, se encuentra en tratamiento psicológico por una sintomatología ansiosa y depresiva, que requiere medicación.

El fiscal reclama una pena de 11 años de prisión por un delito de agresión sexual, una multa de 900 euros por un delito leve de lesiones, una indemnización de 340 euros por las lesiones y una indemnización de 20.000 euros por los daños morales ocasionados.

Noticias de Sucesos en Valencia

 

Fotos

Vídeos