Un conductor drogado hiere a tres peatones al arrollarles tras saltarse un semáforo en rojo

Los sanitarios ateienden a los heridos en el atropello. /LP
Los sanitarios ateienden a los heridos en el atropello. / LP

«Han salido despedidos por el aire, ha sido horrible», explica una testigo del arrollamiento en un paso de cebra de la avenida César Giorgeta

ARTURO CHECA y JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

De nuevo el consumo de drogas se perfila como detonante de un grave accidente de circulación. Tres personas resultaron este martes heridas de diferente consideración, una de ellas más grave, al ser atropelladas por un vehículo que circulaba por la avenida Giorgeta de Valencia. El conductor dio positivo en drogas en el test al que fue sometido por la Policía Local, por lo que fue detenido por un presunto delito contra la seguridad vial.

El siniestro se produjo en torno a las tres de la tarde, en un momento del día con un enorme trasiego de personas por las calles por el regreso tras la mascletà del día de San José. Por causas que investiga la Policía Local de Valencia, el citado vehículo, un Range Rover de color blanco, se saltó un semáforo en rojo cuando avanzaba en dirección al río, a la altura de la calle Albacete y muy cerca de la estación de Jesús de FGV.

El grupo de peatones afectado cruzaba en esos momentos. Hasta el lugar del accidente se desplazaron con urgencia varias patrullas de la Policía Local, agentes de la Policía Nacional, dos equipos sanitarios de Soporte Vital Básico y una ambulancia del SAMU. El personal médico prestó a las víctimas los primeros auxilios y, sobre las 15.30 horas, comenzaron los traslados a hospitales de los arrollados.

Imágenes del lugar del accidente. / LP

Estado de las víctimas

Las tres víctimas presentaban contusiones por todo el cuerpo. Un joven de 18 años fue trasladado al Hospital Doctor Peset. Además, una chica de 15 años fue evacuada a La Fe junto una mujer de 32, la afectada por heridas de mayor gravedad. Según una mujer que la auxilió antes de que llegaran los equipos de emergencia, ésta última víctima es una vecina de Albal. Fueron muchos los testigos del accidente, que además quedó grabado por cámaras de seguridad de tráfico. Según describió una de las mujeres que lo presenció, el impacto «hizo que varios de los peatones saltarán por el aire. Fue algo realmente horrible».

Elvira se mostraba visiblemente conmocionada por lo ocurrido. «Corrían para intentar esquivarlo, pero es que no pudieron hacer nada. El vehículo se les echó encima», apuntó. A su lado, otro joven que cruzaba en ese instante el paso de cebra, aún temblaba tras lo sucedido. «No me lo puedo creer», musitaba mientras encendía un cigarro para tranquilizarse.Cómo es habitual en este tipo de accidentes de gravedad, un equipo de Atestados de la Policía Local se desplazó al lugar para investigar las causas. El conductor quedó en el interior del furgón de los investigadores, con su vehículo detenido al lado.

Al parecer, el grupo de peatones atropellado estaba realizando un trayecto de regreso tras haber asistido a la multitudinaria mascletà del día de San José. Un testigo llegó a pensar que estaban fallecidos al verlos cubiertos por mantas térmicas.