Un taxista avisa de un accidente en Salamanca sin saber que su sobrina de 17 años es una de las tres víctimas mortales

Vehículo sinisestrado con tres víctimas mortales en Salamanca./EFE
Vehículo sinisestrado con tres víctimas mortales en Salamanca. / EFE

En el accidente también han fallecido dos jóvenes más de 17 y 20 años después de que un vehículo en el que viajaban seis ocupantes de saliera de la carretera a primera hora de la mañana

AGENCIAS

Tres personas, una chica de 17 años y dos varones de 17 y 20 años, han perdido la vida y otras tres han resultado heridas después de que el turismo en el que viajaban se saliera de la carretera DSA-130 (antigua CV-40) a las afueras de Galisancho (Salamanca), a unos doscientos metros pasada la finca 'Carmeldo', en dirección hacia Galinduste, según informa el 1-1-2 a Europa Press. Al parecer, el vehículo adelantó a un taxi antes de producirse el accidente y el propio conductor del coche fue el primero en avisar del siniestro.

El accidente se ha producido minutos antes de las 7.25 horas, momento en el que el 1-1-2 da aviso del accidente a la Guardia Civil (Tráfico) de Salamanca, a los Bomberos de la Diputación de Salamanca y a Emergencias Sanitarias - Sacyl, que envía un helicóptero sanitario, una UVI móvil, tres ambulancias de soporte vital básico y dos equipos médicos de Urgencias del centro de salud de Alba de Tormes.

En el lugar, los servicios de emergencias confirman el fallecimiento de tres de las personas heridas, mientras que las otras tres son trasladadas en las tres ambulancias de soporte vital básico, acompañados por personal médico del helicóptero sanitario y de Atención Primaria. De momento, se desconocen los datos de filiación de los implicados en el accidente.

Un taxista, familiar de una de las víctimas, avisó del accidente

El taxista que ha sido adelantado por el vehículo siniestrado en el municipio salmantino de Galisancho momentos antes de salirse de la vía, en un accidente en el que han perdido la vida tres jóvenes, es primo de los padres de una de las víctimas mortales del siniestro.

Fuentes de la Guardia Civil de Tráfico han explicado a Efe que fue el taxista el que alertó a los servicios de emergencias, sin saber aún que su familiar, de 17 años, era una de las ocupantes del vehículo siniestrado.

Los jóvenes eran del cercano municipio salmantino de Alba de Tormes, desde donde se habían desplazado a la localidad de Santa Ana para disfrutar de las fiestas de verano.

El servicio de Emergencias 112 acaba de confirmar que los jóvenes fallecidos son una chica de 17 años y dos chicos de 17 y 20 años, mientras que los heridos son una mujer de 29 años y dos chicos de 19 y 25 años.

Todos ellos viajaban a bordo de un turismo Renault Megane, de cinco plazas, por lo que la Guardia Civil investiga las circunstancias en que se ha producido el accidente y la utilización de los mecanismos de sujeción por parte de los ocupantes