La última estafa en los cajeros automáticos: la técnica del lazo libanés

Una persona retirando dinero de un cajero automático. /AFP
Una persona retirando dinero de un cajero automático. / AFP

La Guardia Civil advierte de una técnica que está proliferando a la hora de robar en los puntos de retirada de dinero

LAS PROVINCIAS

La Guardia Civil está alertado a los ciudadanos de la última tendencia que se está llevando a cabo como método para robar en los cajeros. La proliferación de este truco, que se conoce como el «lazo libanés», ha llevado a que el Instituto Armado emita un comunicado para advertir a la población de su práctica.

El nombre del «lazo libanés» responde, en jerga policial, al método con el que los delicuentes se quedan con el dinero de los cajeros automáticos. Para ello, adhieren una barra de pegamento a la ranura de extracción de billetes de los cajeros y cuando cualquier cliente acude a retirar efectivo, el dinero se queda enrollado dentro de la barra y la máquina da por terminada la operación. La víctima no recibe el dinero que deseaba sustraer, pero piensa que se trata de un fallo técnico del cajero y abandona el lugar. Así, los estafadores tienen vía libre para acercarse a retirar la barra con los billetes pegados.

La última de estas actuaciones penalizada ha concluido este lunes, con la detención de cinco personas que utilizaban el «lazo libanés» en Granada y Málaga. Los detenidos, de nacionalidad ruamana, llegaron a robar 30.000 euros con esta técnica a más de una treintena de personas. Por estas razones, la Guardia Civil ha advertido de la importancia de vigilar los puntos de retirada y de comunicar, en caso de fallo, cualquier incidencia en los cajeros o si detectan un dispositivo de esta naturaleza.

Temas

Robos
 

Fotos

Vídeos