Roban en una relojería en pleno centro de Valencia tras empotrar un coche contra la puerta

El coche empotrado en la relojería de la avenida del Oeste. / LP
El coche empotrado en la relojería de la avenida del Oeste. / LP

Los ladrones desvalijaron el establecimiento en un minuto y medio de madrugada y huyeron en una moto al quedar el turismo incrustado

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

Dos ladrones cometieron un robo en una relojería en pleno centro de Valencia tras empotrar un coche contra la puerta y huyeron con un importante botín en relojes de prestigiosas firmas. El asalto duró un minuto y medio aproximadamente y fue grabado por una vecina con su teléfono móvil desde la ventana de su vivienda.

Los hechos ocurrieron pocos minutos después de las dos de la madrugada del sábado en el cruce de la avenida del Oeste y la calle Padilla, cuando los delincuentes estrellaron el vehículo contra la persiana del establecimiento después de subirlo a la acera y acelerar marcha atrás. Tras oír el fuerte golpe y la alarma de la relojería, varios vecinos se despertaron y se asomaron a las ventanas para ver qué ocurría.

Mientras los ciudadanos llamaban al 091, los ladrones cogieron los relojes de las estanterías y escaparon en una moto antes de que llegara la primera patrulla de la Policía Nacional. Los dos individuos utilizaron sendos cascos de moto para ocultar sus rostros y dificultar su identificación en el caso de que fueran grabados, como sucedió cuando la vecina captó con su teléfono móvil hasta 45 segundos de imágenes del robo.

El dueño de la relojería manda tapiar gran parte de la fachada de su local para evitar nuevos robos

Los ladrones sustrajeron el coche el viernes por la tarde en el barrio de Benimaclet. Todo parece indicar que planearon muy bien el robo al preparar la huida y calcular incluso hasta el tiempo que tardaría en llegar la policía. Los delincuentes huyeron por la calle Hospital a gran velocidad y lograron eludir el cerco policial que montaron varias patrullas de la Policía Nacional y Policía Local en el centro de Valencia.

Los primeros agentes que llegaron al establecimiento encontraron el Citroën Xsara empotrado en la persiana y algunos relojes esparcidos por el suelo. El dueño de la relojería mandó tapiar al día siguiente la fachada de su local y redujo la entrada al colocar una estrecha puerta para evitar robos con el método del alunizaje, el que utilizaron los ladrones.

 

Fotos

Vídeos