Recuperan en Salobreña un cadáver que estaba bajo el mar atado a unos bidones llenos de arena

Zona en que se ha encontrado el cadáver. / Javier Martín

El cuerpo de un hombre de 50 años estaba hundido a unos tres metros de profundidad

REBECA ALCÁNTARA / AGENCIASMotril

A las 13:15 horas de este miércoles ha tenido lugar el hallazgo de un cadáver en el mar junto a la playa de la Cagaílla, entre Motril y Salobreña.

La Guardia civil activó el dispositivo de recuperación del cuerpo a mediodía de este miércoles tras recibir el aviso de un surfista, que alertó de que había visto un cadáver, que estaba hundido a unos tres metros de profundidad y atrapado por unos bidones.

El servicio marítimo de la Guardia Civil, tras comprobar el hecho, señalizó el lugar con una boya flotante para que los GEAS pudieran rescatarlo, han informado fuentes del Instituto Armado.

El cuerpo se encontraba a unos tres metros de profundidad en la playa de Cagailla de Salobreña y varias patrullas de la Guardia civil, agentes del Servicio Marítimo y Protección Civil de Motril se han desplazado a la zona, donde se ha prohibido el acceso a bañistas. La investigación tratará de conocer los pormenores de esta muerte en extrañas circunstancias de un varón de unos 50 años, y cuyo cadáver se dejó atado a estas botellas, llenas aparentemente de arena, con el fin de que no saliera a flote.