La policía investiga otras dos agresiones sexuales en Valencia

Una ambulancia del SAMU en el Hospital de Manises. / Lp
Una ambulancia del SAMU en el Hospital de Manises. / Lp

Una de las víctimas fue violada en el aparcamiento de San Agustín y la otra es una discapacitada que recibió asistencia en un hospital

JAVIER MARTÍNEZVALENCIA.

La oleada de agresiones sexuales en la Comunitat Valenciana continúa tras otras dos denuncias presentadas en las últimas horas por la familia de una discapacitada y una mujer de 50 años que fue forzada en un aparcamiento del centro de Valencia. Uno de los grupos de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional se hizo cargo de las investigaciones para identificar y detener a los violadores.

El primero de estos casos fue detectado por un ginecólogo del Hospital de Manises. Tras reconocer a una mujer discapacitada y apreciar lesiones en su zona genital, el médico avisó ayer a la policía, tal y como establece el protocolo sanitario, para que investigara la violación.

La otra agresión sexual tuvo lugar de madrugada en el aparcamiento de San Agustín en pleno centro de Valencia. El recinto cuenta con un circuito cerrado de televisión con cámaras que graban las 24 horas del día para la supervisión, en caso necesario, del tránsito de personas y vehículos. Además, un controlador de accesos atiende a los clientes ante cualquier eventualidad. Tras recibir asistencia médica, la víctima presentó una denuncia en una comisaría y facilitó a la policía los datos que recordaba del hombre con rasgos magrebíes que la agredió sexualmente.

Otras dos jóvenes fueron violadas en lo que llevamos de año en Valencia y Mislata. Una chica de 20 años fue agredida sexualmente en Nochevieja por un conocido cuando estaba en estado de embriaguez o bajo los efectos de alguna sustancia estupefaciente. Tras asistir a una fiesta en una conocida discoteca de Valencia, la joven quedó semiinconsciente y despertó en su casa cuando el individuo la forzaba.

Cuatro días después, la chica acudió a un hospital y fue reconocida por un médico, que avisó a la policía cuando constató lesiones propias de una agresión sexual. Tras hacerse cargo la UFAM de la investigación, los policías de este grupo especializado en delitos contra la libertad sexual identificaron y detuvieron el pasado lunes a un individuo de nacionalidad libanesa como presunto autor de la violación.

La Policía Nacional arrestó también a un joven colombiano de 28 años por agredir sexualmente a una menor después de que ambos bebieran gran cantidad de alcohol en Valencia. La víctima se despertó en la casa de este individuo en Mislata y se dio cuenta de que tenía hematomas en sus piernas y zona genital.

El detenido reconoció que había mantenido relaciones sexuales con su compañera de trabajo, pero con el consentimiento de la joven. Sin embargo, la víctima declaró que ella se quería ir a casa en un taxi antes de que perdiera la consciencia por su estado de embriaguez.

La menor presentó una denuncia contra el joven de 28 años y la policía lo detuvo horas después tras interrogarlo. El juez de guardia decretó el pasado martes el ingreso en prisión del presunto violador. La agresión sexual tuvo lugar en la madrugada del pasado 5 de enero. La policía investiga si el individuo echó alguna sustancia estupefaciente en la copa de la víctima para drogarla y anular su voluntad.

El día de Año Nuevo, un joven guineano de 18 años intentó agredir sexualmente a una barrendera en la plaza Vicente Iborra de Valencia. La víctima logró zafarse tras un forcejeo con el individuo en plena calle y pidió auxilio. Tras escuchar los gritos de la mujer, una patrulla de la Policía Local que pasaba por el lugar auxilió a la víctima y arrestó al agresor.

Además de estos casos ocurridos en Valencia, en la pasada Nochevieja fueron violadas otras dos jóvenes en Burriana y Callosa d'en Sarrià. En lo que llevamos de año, el número de denuncias por agresiones sexuales a mujeres asciende ya a una decena, al menos, en la Comunitat Valenciana, aunque solo han trascendido seis de estas violaciones. La Guardia Civil y la Policía Nacional detuvieron en 2019 a ocho delincuentes sexuales en Callosa d'en Sarrià, Valencia, Mislata y Burriana, y todos ellos ingresaron en prisión.

 

Fotos

Vídeos