La policía evita que miles de personas jueguen al escondite en un IKEA de Glasgow

IKEA de Alfafar. /Irene Marsilla
IKEA de Alfafar. / Irene Marsilla

Un total de 3.000 personas se habían dado cita en dicha tienda a través de un evento de Facebook

C. MANCHÓN

El pasado 31 de agosto, la gerencia de un IKEA de Glasgow alertó a la policía local de la intención de una gran masa de gente de jugar al escondite en las instalaciones de la tienda. A través de diversas redes sociales, se realizó una convocatoria cuyo propósito era congregar a miles de personas en este IKEA para llevar a cabo la actividad lúdica.

Según la información de 'The Scotsman', un total de 3.000 personas se habían citado en dicha tienda a través de un evento de Facebook, con la intención practicar este juego infantil.

Cuando la administración del establecimiento tuvo constancia de la intención de este grupo de gente, decidió avisar a las principales autoridades policiales para que trataran de evitar este evento. Así, a lo largo de todo el día, diversas fuerzas de seguridad controlaron las instalaciones para que no tuviese lugar ninguna concentración de estas características.

Curiosamente, este suceso no se trata de un hecho aislado. En 2014, una joven belga de 29 años propuso la realización de esta actividad a la empresa, quien aceptó la iniciativa. Desde entonces se han sucedido las convocatorias para jugar al escondite en diversos IKEAs, hasta que la situaicón comenzó a descontrolarse y la empresa prohibió estas actividades.