Detenido un presunto pirómano que se «recreaba» grabando sus incendios en Castellón y Valencia

El incendio en el cámping de Llíria atribuido al presunto pirómano detenido./LP / Consorcio de Bomberos
El incendio en el cámping de Llíria atribuido al presunto pirómano detenido. / LP / Consorcio de Bomberos

Uno de los primeros fuegos de extendió a varias viviendas colindantes y otro causó un incendio forestal

EFECastellón

Un joven de 21 años que trabajaba como conductor de ambulancias ha sido enviado a prisión, tras ser detenido por la Guardia Civil, como supuesto autor de cuatro incendios en una fábrica y una vivienda en Ribesalbes (Castellón), en otra vivienda en Ayódar (Castellón) y en un camping en Llíria (Valencia) que se encontraba abandonado.

La investigación se inició después de que se produjeran dos incendios en días consecutivos en el mes de octubre de 2018 en el término municipal de Ribesalbes, según han informado la Comandancia Provincial.

El primer incendio se produjo en una fabrica y el segundo en una vivienda no habitada en el casco urbano de la localidad, lo que supuso «un grave riesgo para la integridad física de las personas, ya que el fuego se propagó rápidamente a las viviendas colindantes y fue necesario desalojar a una mujer de edad avanzada que tuvo que recibir asistencia sanitaria».

Incendios en Valencia

También se produjeron numerosos daños en los inmuebles ocasionados tanto por las llamas como por el humo, y los hechos causaron además «gran alarma social» en la zona.

Los agentes pudieron comprobar que ambos incendios habían sido provocados y situaron a un hombre como sospechoso, un conductor de ambulancias, que se podría haber aprovechado de su trabajo para eludir la acción policial, ya que podía «camuflarse» entre las personas que se encontraban en el lugar justo en los momentos previos al inicio del fuego y durante el incendio.

Las pesquisas lograron además atribuir al mismo hombre la comisión de dos incendios más, uno de ellos forestal, que fue provocado en un camping en el término municipal Lliria (Valencia) donde ardieron un total 7.000 metros cuadrados de casetas de cámping y vegetación, y que necesitó la actuación de 12 dotaciones de personal de emergencias .

El otro incendio se cometió en una vivienda abandona en el denominado «cruce de Villamalur« en el término municipal de Ayódar, donde se situó al autor momentos antes de producirse el incendio conduciendo una ambulancia, el cual además permaneció en el lugar mientras las llamas consumían la casa.

El hombre, según los agentes, habría actuado del mismo modo en los cuatro incendios, y así, primero analizaba las viviendas donde podía originar el fuego, luego iniciaba varios focos de ignición, veía como prendía el fuego y se «recreaba» en las llamas, ya que incluso llegó a grabar alguno de esos incendios.

Se procedió entonces a la localización y detención de un joven de 21 años, como supuesto autor de incendio en masa forestal, un delito de incendio en vivienda con riesgo para las personas y dos delitos de daño mediante incendio.

El mismo joven ya poseía antecedentes por delitos de daños mediante medios destructivos, relacionados con incendios.

El detenido, junto a las diligencias instruidas, ha pasado al Juzgado de Instrucción número 4 de Nules, el cual ordenó su ingreso en prisión provisional.

La actuación ha sido realizada por efectivos del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Burriana.