Un fugitivo huye por las azoteas de Burjassot y ataca a varios policías con un hacha

Un fugitivo huye por las azoteas de Burjassot y ataca a varios policías con un hacha

El presunto agresor, que tenía en vigor una reclamación judicial, fue interceptado por los agentes en un balcón

V. H.Valencia

Agentes de la Policía Nacional detuvieron este lunes en Burjassot a una mujer y un hombre de 19 y 20 años, de origen español, como presuntos autores de un delito de atentado a los agentes de la autoridad. Según informó el cuerpo en un comunicado, las dos personas fueron arrestadas tras atacar a los policías en el momento en el que iban a detener al hombre, puesto que tenía en vigor una reclamación judicial.

Según dichas fuentes, los hechos ocurrieron mientras los agentes realizaban las labores de prevención y mantenimiento en el municipio de Burjassot. Durante este dispositivo, observaron un grupo de personas, entre las cuales se encontraba el detenido. «Teníamos conocimiento de que esta persona tenía en vigor una reclamación judicial por un juzgado de Picassent», indican. En este sentido, cundo los efectivos detuvieron el vehículo policial para prender al varón, «el hombre se percató y se dirigió a su domicilio haciendo caso omiso a los agentes», informan. «Cuando consiguió huir accedió al interior de su casa y cerró la puerta», agregan desde el cuerpo. Asimismo, aseguran que tuvieron que insistirle varias veces para que saliera del domicilio y que justo en ese momento una mujer se interpuso y comenzó a increparles, diciéndoles «que era su novia, que le dejaran en paz o que les daría una hostia».

La novia del agresor también ha sido detenido por increpar y agredir a los guardias

En esta línea, dichas fuentes señalan que esta persona empezó a agredirles, por lo que los agentes la detuvieron como presunta autora de un delito de atentado a agente de la autoridad. Por su parte, en el momento que detenían a la mujer, su pareja lanzó varios ataques con un hacha contra los agentes. «Tuvimos suerte, estas agresiones no nos llegaron a alcanzar», subrayan. Tras estas acometidas, el hombre abandonó la casa por la parte trasera y comenzó así la persecución del sospecho por las azoteas.

Peligroso

Este seguimiento duró varios minutos hasta que los agentes consiguieron interceptarlo en un balcón, logrando paralizar su huida. Sin embargo, según los policías, el arresto supuso un gran peligro para los agentes dada la gran altura a la que se encontraban y la resistencia que puso el sospechoso. Finalmente el incidente dejó a cinco efectivos heridos que tuvieron que ser atendidos por diferentes lesiones. Por su parte, los detenidos, con numerosos antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial, informan los agentes. No hay que olvidar que la falta de respeto y consideración a la autoridad (falta de desobediencia leve), se castiga por medio de la Ley de Seguridad Ciudadana, por el orden administrativo.