Un hombre de 70 años mata a martillazos a su compañero de piso y se entrega en Torremolinos

Efectivos policiales y funerarios, en el lugar de los hechos. /FRANCIS SILVA
Efectivos policiales y funerarios, en el lugar de los hechos. / FRANCIS SILVA

Relató a los policías que, hace una semana, mantuvo una discusión con su compañero de piso, tras la que dijo haber acabado con su vida

ALVARO FRÍAS / JUAN CANOMálaga

Los agentes que se encontraban en la tarde de ayer en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) de Torremolinos no podían ni imaginarse lo que les iba a contar el hombre, de 70 años y nacionalidad española, que acababa de entrar por la puerta. Y es que acudió a las dependencias para entregarse y confesar que había matado a otro varón a martillazos días atrás, según han confirmado las fuentes consultadas por este periódico.

Al parecer, manifestó que compartía piso con la víctima, de 77 años de edad y también de nacionalidad española, en un edificio situado en la plaza Río Aguasvivas de la citada localidad costasoleña. Se trata de una zona céntrica, situada a poca distancia del Ayuntamiento de Torremolinos.

Siempre según las mismas fuentes, el hombre, supuestamente, relató a los policías nacionales que se encontraban en la comisaría que hace una semana mantuvo una discusión con su compañero de piso. Presuntamente, declaró que, durante la riña, perdió los nervios y le asestó varios martillazos a la víctima, acabando así con su vida.

Rápidamente, se estableció un dispositivo para comprobar si lo que afirmaba era cierto. Por un lado unos agentes se quedaron custodiando al hombre, mientras otros compañeros acudieron inmediatamente hasta la dirección que el sospechoso les había dado.

Una vez en la vivienda de la plaza Río Aguasvivas, los policías nacionales comprobaron que en el piso había un cadáver. Así, se procedió a activar a la comitiva judicial, que se desplazó hasta el lugar de los hechos para proceder al levantamiento del cuerpo, que fue trasladado hasta el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, situado en los bajos de la Ciudad de la Justicia. A lo largo de la mañana de hoy está previsto que se le practique la autopsia.

Asimismo, hasta la vivienda se desplazaron los investigadores del CNP. Éstos se afanaron durante varias horas en recabar pruebas para esclarecer lo ocurrido. El hombre de 70 años quedó detenido por un supuesto delito de homicidio.