Un joven intenta apuñalar a un hombre en el patio de una guardería de Torrent

, lugar donde se produjo la agresión. /V. Martínez
, lugar donde se produjo la agresión. / V. Martínez

La víctima logró zafarse de su agresor y se refugió en la escuela infantil mientras el violento individuo golpeaba la puerta con una barra de hierro

J. MARTÍNEZ VALENCIA.

Un joven de 21 años intentó agredir con un arma blanca a un hombre de 39 años tras una discusión en el patio de una guardería en el barrio del Xenillet en Torrent. Los violentos hechos ocurrieron sobre las nueva de la mañana de ayer poco después de que ambos individuos dejaran a sus hijos en la escuela infantil. La Policía Local acudió con urgencia al lugar y detuvo al agresor por los delitos de lesiones y amenazas graves. La víctima sufrió un corte en un brazo y necesitó atención médica, pero la herida no reviste gravedad.

Tras escuchar los gritos y amenazas que profirió el joven detenido, una de las educadoras de la guardería trasladó a los niños a un aula más alejada de la puerta y llamó a la policía. Mientras varias patrullas se desplazaban con urgencia al lugar, la víctima logró zafarse de su agresor y cerró la puerta de hierro del patio para que no entrara el violento individuo.

Poco después, dos patrullas de la Policía Local de Torrent llegaron a la calle Virgen de Fátima y arrestaron al joven. Los agentes sorprendieron al individuo en el preciso instante que golpeaba con una barra de hierro la puerta de la guardería. También acudió al lugar una patrulla de la Policía Nacional, que se hizo cargo del detenido.

Los agentes trasladaron al joven a la comisaría de Torrent para tomarle declaración, leerle sus derechos y realizar las correspondientes diligencias. La víctima recibió atención médica en la puerta de la escuela infantil y explicó a los policías cómo habían ocurrido los hechos. Según su versión, el otro individuo trató de apuñalarlo porque él le había pedido que le pagara el dinero que le debía. La víctima había realizado unos trabajos de fontanería en la casa del agresor y este se negó a pagar la cantidad de dinero que ambos habían acordado.

La deuda contraída desencadenó primero una serie de reproches a través de mensajes de WhatsApp y después ambos hombres discutieron cuando coincidieron en la puerta de la guardería. El detenido se deshizo del arma blanca antes de que llegara la policía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos