Una banda roba 15.000 euros en Gavarda tras explosionar un cajero automático

Los destrozos en la oficina bancaria, tras la explosión en el cajero./LP
Los destrozos en la oficina bancaria, tras la explosión en el cajero. / LP

El estallido causó importantes daños en la sucursal y la Guardia Civil investiga si los ladrones inyectaron un gas en el aparato

R. A.

«Acababa de dormirme y me desperté de repente. Fue una explosión tremenda». Juan, un vecino de Gavarda, aún no se había quitado el susto del cuerpo varias horas después de escuchar el estallido que reventó una oficina bancaria del pueblo. Una banda de ladrones utilizó este método para llevarse el dinero del cajero automático y causó importantes daños materiales en la sucursal.

Los violentos hechos se produjeron sobre la una y media de la madrugada de hoy lunes. La mayoría de vecinos dormían cuando la fuerte explosión sobresaltó a este pueblo de alrededor de 1.000 habitantes. La entidad que sufrió el ataque es la única oficina bancaria de la población. Los delincuentes lograron un botín superior a los 15.000 euros tras reventar el cajero automático.

Investigación policial

Un equipo de especialistas de la Guardia Civil inspeccionó ayer la entidad, que quedó muy dañada, y se desconoce por tanto cuántos días permanecerá cerrada. Esto hará que los vecinos tengan que desplazarse a otra población para realizar operaciones bancarias. Los agentes se afanaron en recoger los restos del cajero para determinar si los ladrones utilizaron material explosivo para perpetrar este violento robo, aunque también investigan si inyectaron gas en el aparato, como hacían dos bandas desarticuladas en España en los últimos años. Algunos de los billetes quedaron calcinados tras la explosión.

Los asaltantes actuaron con gran rapidez y huyeron en un vehículo que trata de localizar la Guardia Civil. Los investigadores tomaron testimonio a algunos vecinos para buscar pistas que puedan ayudar a identificar a los ladrones. El alcalde del municipio, Vicent Mompó, afirmó que «todo el pueblo escuchó la explosión». «Ha sido impactante porque es una manera de actuar que no se había visto en esta zona», señaló el alcalde. Algunos vecinos afirmaron que vieron a un individuo huir corriendo del banco, aunque no pudieron determinar si había otra persona esperando cerca con un vehículo para escapar.

Los Mossos y la Policía Nacional ya desarticularon el año pasado una banda que asaltaba cajeros automáticos tras reventarlos con artefactos explosivos. La operación policial se inició en abril del 2016 y se realizó en dos fases. Los agentes arrestaron a 14 personas, la mayoría de origen chileno, que se dedicaban a cometer robos en cajeros automáticos con la utilización de gases explosivos. También realizaban estafas y robaban en domicilios. La banda cometía estos delitos en Cataluña, pero también actuó en Valencia, Vitoria y Pamplona.

En 2014, la Policía Nacional y la Guardia Civil desmantelaron otro grupo criminal que robaba en cajeros automáticos tras inyectarles un gas para explosionarlos. Esta banda reventó cerca de una decena de terminales con este método.

Ubicación de Gavarda, en la comarca de La Ribera, cerca de Alberic y Villanueva de Castellón.
Ubicación de Gavarda, en la comarca de La Ribera, cerca de Alberic y Villanueva de Castellón. / Open Street Map