15 detenidos en tres empresas cerámicas de Castellón implicadas en estafas de 'phising' a clientes

La operación Ciao-Estribo se ha saldado con el arresto de 21 personas y el embargo de 78 cuentas bancarias

LAS PROVINCIASValencia

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Guardia Civil, han desarticulado una organización criminal internacional dedicada a cometer estadas mediante la modalidad del phising. La organización, que estaba perfectamente estructurada y con los roles de sus miembros plenamente definidos, se dedicaba a estafar a empresas, con las que tenían previamente algún tipo de acuerdo comercial, mediante ataques informáticos.

Además, los presuntos autores se ganaban la confianza de empresas legales mediante acuerdos comerciales apoderándose, no solo de sus datos empresariales, también de sus contraseñas bancarias y correo electrónico. Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil realizaron, de manera simultánea, cuatro registros en Málaga, y detuvieron a seis personas. Además, intervinieron ordenadores, tarjetas bancarias, multitud de documentación, joyas valoradas en más de 4.000 euros y 2.950 euros en metálico.

En Castellón los agentes realizaron dos registros domiciliarios, así como el registro de tres empresas de cerámica. También detuvieron a 15 personas e incautaron abundante documentación, 16.350 euros en metálico y un vehículo de alta gama valorado en 150.000 euros. La denominada operación Ciao-Estribo, ha permitido embargar 78 cuentas bancarias y ha logrado esclarecer un blanqueo de capitales de cinco millones de euros.

Se ha logrado esclarecer un blanqueo de capitales de cinco millones de euros

La investigación policial se inició, tanto en Lalín (Pontevedra) como en Jaén, gracias a dos denuncias interpuestas las mencionadas ciudades. En la denuncia de Jaén un empresario italiano denunciaba haber sido víctima de una estafa por valor de 132.000 euros. Por otro lado, La Guardia Civil de Lalín había recibido una denuncia de una empresa de Pontevedra en la que manifestaba haber sido víctima de dos estafas, una por un montante de 23.645 euros y otra por 3.479 euros. Tanto en la localidad pontevedresa como en la capital jienense, los investigadores comenzaron a trabajar en las referidas denuncias hasta que ambas investigaciones se cruzaron. A partir de ese momento, ambos Cuerpos de Seguridad trabajaron al unísono.

Una organización criminal internacional

En el mes de agosto del pasado año, ambos Cuerpos investigaron conjuntamente. Los empresarios que habían presentado sendas denuncias –en Lalín y Jaén-, habían sido estafados por internet mediante la usurpación de sus cuentas de correo electrónico logrando, en ambos casos, la sustracción de grandes sumas de dinero.

Los agentes realizaron cuatro registros en Málaga y detuvieron a seis personas, interviniendo ordenadores, tarjetas bancarias, multitud de documentación, joyas valoradas en más de 4.000 euros y 2.950 euros en metálico

Agentes especializados de la Policía Nacional y de la Guardia Civil analizaron minuciosamente una innumerable documentación económica, bancaria, fiscal y financiera. Tras varias gestiones y el empleo de diversos medios técnicos e informáticos, consiguieron localizar una organización criminal desplegada internacionalmente.

Desviación de dinero a cuentas bancarias de todo el mundo

Los presuntos autores, una vez se hacían con el dinero de las víctimas lo desviaban a numerosas cuentas corrientes que la organización había aperturado, mediante documentación falsa, teniendo como destino final determinadas empresas de cerámica ubicadas en Castellón. De esta forma, blanqueaban el dinero recibido ilícitamente mediante exportaciones, en determinados casos, de material enviado hasta Nigeria.

Los investigadores de ambos Cuerpos de Seguridad, dada la magnitud de la investigación, solicitaron la colaboración de diferentes especialistas documentales de numerosas Embajadas de Europa y África, ya que la organización criminal tenía acceso a pasaportes sustraídos y falsificados de multitud de países con el fin de dificultar más aún la labor policial-judicial investigativa. En la mayor parte de los casos, era difícil identificar a los supuestos titulares de los pasaportes porque éstos no existían físicamente, resultando totalmente imposible su localización. En este sentido, los agentes constataron que la actividad delincuencial no sólo se realizaba en España, sino que también se llevaba a cabo en Holanda, Chipre, Curaçao, Ucrania, México, Suiza, Alemania, Dinamarca, Singapur, Reino Unido y Estados Unidos.

Blanqueo de capitales por cinco millones de euros

En la Operación Estribo-Ciao, se ha localizado y recuperado, de las diferentes cuentas bancarias de la organización, gran cantidad de dinero oculto. Además, se han inmovilizado y embargado 78 cuentas bancarias de diferentes entidades financieras. Los agentes realizaron cuatro registros domiciliarios en Málaga e intervinieron multitud de documentación, aparatos informáticos, 2.955 euros en metálico, así como joyas valoradas en más de 4.000 euros. Asimismo, fueron detenidas seis personas.

La organización, que estaba perfectamente estructurada y con los roles de sus miembros plenamente definidos, se dedicaba a estafar a empresas, con las que tenían previamente algún tipo de acuerdo comercial, mediante ataques informáticos

En Castellón, los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional realizaron dos registros domiciliarios y otros tres en empresas relacionadas con la cerámica. Como resultado fueron detenidas 15 personas y se incautó numerosa documentación, tarjetas de bancarias, 16.350 euros en metálico y un vehículo de alta gama valorado en 150.000 euros.

Una vez realizado el recuento de las cantidades obtenidas, presuntamente de manera ilícita, por parte de la organización criminal, el montante final asciende a cinco millones de euros.