Detenido un hombre por la muerte de su pareja en Rojales

Un coche de la Guardia Civil. /
Un coche de la Guardia Civil.

El cadáver de la víctima ha sido hallado con signos de violencia en su domicilio y la Guardia Civil investiga si se trata de un crimen de violencia de género

JAVIER MARTÍNEZ y EFEValencia

La Guardia Civil detuvo el lunes por la noche a un hombre de nacionalidad húngara en la localidad alicantina de Rojales por matar, presuntamente, a su mujer tras una violenta discusión en el apartamento donde se acababan de alojar tras viajar como turistas a España. El Grupo Mujer-Menor (EMUME) de la Guardia Civil de Alicante se hizo cargo de las investigaciones para esclarecer el caso y determinar si se trata de un crimen de violencia de género.

La mujer fallecida tiene 39 años y también es de nacionalidad húngara. La víctima fue hallada muerta con signos de violencia sobre las 20 horas del lunes en un apartamento de la urbanización Pueblo Bravo. Tras leerle sus derechos e informarle del motivo de la detención, los investigadores trasladaron al detenido a Alicante para interrogarlo. El hombre arrestado tiene 49 años.

El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Alicante para practicarle la correspondiente autopsia. Un equipo de guardias civiles realizó una minuciosa inspección en la vivienda y examinó el cuerpo antes de que el juez ordenara su levantamiento.

Según las primeras investigaciones, la muerte de la mujer se produjo tras una violenta discusión de la pareja nada más llegar al apartamento. El detenido tenía heridas cuando llegó la Guardia Civil a la vivienda. El presunto homicida llamó por teléfono a un amigo, también de nacionalidad húngara, para contarle el episodio violento, y esta última persona llamó al 112. Cuando llegaron varias patrullas de la Policía Local de Rojales y de la Guardia Civil de Almoradí, la mujer estaba inconsciente y tenía varias heridas en su cuerpo. Un equipo del SAMU acudió al lugar, pero no pudo reanimar a la víctima.

Constantes contradicciones

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, informó que el detenido ofreció «constantes contradicciones» a los agentes que le tomaron declaración. El detenido fue trasladado a los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante, donde previsiblemente permanecerá hasta que pase a disposición judicial en un plazo de 72 horas.

El presunto homicida y la víctima habían llegado a España tres horas antes de que se produjera el crimen. La pareja iba a pasar unas vacaciones en Rojales, pero una violenta discusión desencadenó el crimen. Pueblo Bravo es una de las mayores urbanizaciones de la Comunitat Valenciana y está habitada en su mayoría por ciudadanos extranjeros, principalmente de nacionalidad británica.

A la espera de los resultados de la autopsia, «todo apunta a que sí es violencia de género», afirmó Fulgencio. «Las mujeres mueren y necesitamos acciones contundentes contra esta lacra», añadió el delegado del Gobierno.

De confirmarse que se trata de un caso de violencia machista, serían 14 las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que llevamos de año. Desde 2003, primer año del que hay estadísticas oficiales, han sido asesinadas 989 mujeres. Los niños muertos por la violencia machista se incluyeron en 2013, y desde entonces han sido asesinados 27 menores y 236 quedaron huérfanos

A los 13 crímenes machistas de 2019 se une el de la joven paraguaya Romina Celeste, muerta en Tenerife, que también figura en las estadísticas oficiales de la violencia de género pero en fase de investigación.