Un detenido se escapa dos veces de la policía en Valencia y huye descalzo y esposado

Un detenido se escapa dos veces de la policía en Valencia y huye descalzo y esposado

El joven marroquí que logró fugarse tiene una orden de detención y fue identificado por bañarse en la playa cuando ondeaba la bandera roja

JAVIER MARTÍNEZVALENCIA.

Descalzo y con las manos esposadas. Así logró zafarse un joven marroquí de dos policías locales que lo custodiaban y escapó a la carrera por las calles de Valencia. Era la segunda fuga que protagonizaba en menos de dos horas para evitar su arresto. El prófugo tenía una orden detención y sabía que iba a dar con sus huesos en un calabozo si era identificado por una patrulla del Servicio de Playas por bañarse cuando ondeaba la bandera roja.

Los hechos se iniciaron sobre las seis de la tarde del martes, cuando un coordinador de la Cruz Roja solicitó la colaboración de la Policía Local en la playa de la Malvarrosa porque había dos individuos que se negaban a salir del agua. Los bañistas desobedecían las indicaciones de los socorristas pese a que estaba izada la bandera roja por el fuerte oleaje.

Ante el grave riesgo de ahogamiento de estas dos personas, un equipo de salvamento de la Cruz Roja trasladó a los dos jóvenes con una moto acuática a la orilla, pero los individuos volvieron a lanzarse al agua cuando vieron llegar a dos policías locales.

El detenido logró zafarse la primera vez del policía local tras propinarle varios codazos y manotazos

Tras ser rescatados por segunda vez en pocos minutos junto a las boyas que delimitan la zona de baño, los agentes les pidieron la documentación para multarlos y los acompañaron hasta el lugar donde tenían sus pertenencias, pero uno de ellos comenzó a correr con los pies descalzos de forma sorpresiva y fue perseguido por uno de los policías hasta la calle Eugenia Viñes, donde logró interceptarlo.

El joven marroquí ofreció una fuerte resistencia y logró zafarse del agente tras propinarle varios codazos y manotazos. Luego continuó la huida a la carrera y se escondió bajo un coche en la calle Progreso, aunque no despistó a varias patrullas de la Policía Local que acudieron con urgencia al Cabanyal para apoyar a su compañero y cercar al fugitivo.

Sin escapatoria posible y rodeado por varios agentes, el individuo no se resistió esta vez cuando le pusieron las esposas y un coche patrulla trasladó al detenido al complejo policial de Zapadores, donde fue plenamente identificado. Minutos después, el joven solicitó asistencia médica cuando le leyeron sus derechos y la policía constató que tenía pendiente una orden de búsqueda y detención dictada por un juzgado de Valencia. Dijo llamarse Ismail y aseguró también que había nacido en Tánger en 1994.

Los agentes de la Policía Local trasladaron al detenido al centro de salud situado en la calle Arabista Ambrosio Huici para que fuera atendido por un médico, como había pedido. Una vez finalizado el reconocimiento, el joven propinó un empujón a uno de los policías nada más salir a la calle y huyó tras sacar ventaja en la carrera a los agentes. El fugitivo llevaba las manos esposadas por delante de su cuerpo cuando logró escapar sobre las 20.30 horas del martes. Los policías perdieron de vista al individuo en un parque de la avenida Alcalde Gisbert Rico. Varias patrullas acudieron con urgencia a la zona para buscar al prófugo, pero este consiguió eludir el cerco policial.