Detenida una banda por 20 atracos a repartidores de pizzas en Valencia

Detenida una banda por 20 atracos a repartidores de pizzas en Valencia

Los cuatro arrestados por la Policía Nacional decían a las víctimas que iban a pagar con un billete de 50 euros para que llevaran más dinero

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

Una ardua investigación de la Policía Nacional se ha saldado con la desarticulación de una banda de delincuentes que atracaba a repartidores de pizzas y hamburguesas en las calles de Valencia tras intimidarlos con un arma blanca o una pistola. Dos de los cuatro ladrones detenidos por la policía ingresaron en prisión, según informaron fuentes jurídicas.

Los individuos actuaban con el mismo método. Uno llamaba con su teléfono móvil al establecimiento para realizar un pedido, indicaba una dirección para que enviaran la comida a un domicilio y comunicaba que iba a pagar con un billete de 50 euros. De esta forma, los ladrones se aseguraban que el repartidor llevara una cantidad de dinero cuando los asaltaban en plena calle.

La policía atribuye a esta banda una veintena de robos en los últimos dos meses. La mayoría de las víctimas fueron amenazadas con un cuchillo, aunque los delincuentes también utilizaban la intimidación verbal para amedrentar al repartidor y en una ocasión un miembro de la banda empuñó una pistola. Los ladrones robaban el dinero y también la comida que habían pedido.

La desarticulación de este grupo delictivo ha sido posible gracias a una ardua investigación del Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Ruzafa de la Policía Nacional. Los agentes montaron varios dispositivos de vigilancia en coordinación con el Grupo Operativo de Respuesta (GOR) en la zona donde la banda cometía los robos.

Unos de los repartidores fue atracado varias veces por los individuos ahora encarcelados. El juez decretó la libertad con cargos para dos de los detenidos y decretó prisión provisional, comunicada y sin fianza para los otros dos. Entre los arrestados se encuentra Rafael M. M., presunto cabecilla de la banda, que cuenta con numerosos antecedentes delictivos.

Hace unos días, la Fiscalía de Madrid pidió 20 años de cárcel para un atracador de repartidores de pizzas y hamburguesas por cuatro delitos de robo con violencia. El Ministerio Público considera que hay dos agravantes: la reincidencia y el disfraz que llevaba el delincuente.