Desalojan la piscina de Massanassa cuatro veces en una semana tras defecar usuarios

La piscina municipal de Massanassa. /LP
La piscina municipal de Massanassa. / LP

El alcalde cree que pueda tratarse de una «gamberrada» y pide «civismo» a los bañistas

M. COSTAValencia

La presencia de heces en la piscina de Massanassa durante esta semana hasta en cuatro ocasiones ha obligado a desalojar la instalación al tener que activarse el protocolo de desinfección.

Al parecer podría tratarse de una «gamberrada». El alcalde de la localidad, Paco Comes, explica que la primera alerta se produjo el domingo. «Se detectaron heces en el agua y se activó rápidamente la alarma en torno a las 5 de la tarde y como solo quedaba una hora de apertura, se decidió cerrar definitivamente la piscina».

Los mismos hechos se han producido tres veces más a lo largo de esta semana, pero la piscina no se ha cerrado. «Solo se ha desalojado a los bañistas durante una hora, en cada uno de los casos, que es el tiempo que se necesita para acometer el protocolo de desinfección, que es clorar más el agua para eliminar cualquier resto de bacterias».

El primer edil ha pedido «civismo» para evitar que esta situación vuelva a producirse. «El aforo de la piscina, que se remodeló hace un año, es de 1.100 personas pero el límite que fijamos es de 700. Actualmente, cada día acuden a la instalación entre 300 y 400 personas. Se ha intensificado la vigilancia para que no vuelva a ocurrir algo similar, ya que en casos así, perdemos todos».

Fallece la niña de 11 años que rescataron en la piscina de Aldaia