Corta en la cabeza a su compañero de piso y lo exhibe en el balcón por celos

El presunto agresor mostrando a la víctima desde el balcón mientras lo amenaza con el cuchillo /Sur
El presunto agresor mostrando a la víctima desde el balcón mientras lo amenaza con el cuchillo / Sur

Dos agentes de la policía local logran reducirlo con la ayuda de su mujer, con la que convivían en la vivienda

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZMálaga

Los vecinos y turistas de puerto de La Duquesa de Manilva no salían de su asombro. En un balcón de uno de los edificios que rodea el recinto portuario un hombre amenazaba con un cuchillo a otro, semidesnudo y ensangrentado. La rápida actuación de la Policía Local evitó una desgracia mayor y permitió la detención del presunto agresor, de nacionalidad serbia, según informó el diario Sur.

Los hechos se produjeron en la tarde del miércoles cuando las personas que circulaban por el puerto observaron como un hombre retenía a otro en un balcón mientras lo amenazaba con un cuchillo de grandes dimensiones. La víctima estaba en ropa interior, con los ojos vendados, maniatado y manchado de sangre que le cubría todo el pecho.

Los agentes de la localidad, que llegaron con rapidez al lugar pues cubren en esta zona un servicio fijo, intentaron calmar al agresor desde abajo, se dirigieron a él tratando de tranquilizarlo mientras el hombre seguía amenazando a su acompañante blandiendo el arma. Los turistas y vecinos que en ese momento estaban en el puerto, seguían los hechos desde la calle atónitos.

El agresor, su mujer y la víctima compartían piso. Ella se encontraba en el interior de la vivienda, pero viendo que la situación se complicaba, huyó temiendo ser también agredida.

Mientras los policías locales conversaban con el individuo desde la calle, otros dos agentes pidieron colaboración a la mujer, que entró de nuevo por una ventana al piso y abrió la puerta. Los funcionarios pudieron acceder al interior y redujeron al presunto agresor que no opuso resistencia.

La víctima, también de origen serbio, presentaba un fuerte corte en la cabeza que precisó al menos once puntos de sutura y que fue lo que originó las abundantes manchas de sangre en el cuerpo.

La investigación del suceso está abierta y, aunque todo apunta a que la agresión pudo estar motivada por los celos, ya que los tres compartían la vivienda, no se descartan otras hipótesis.

El alcalde de Manilva y máximo responsable de la Seguridad Ciudadana, Mario Jiménez, ha felicitado a los agentes «por su profesionalidad y valentía» al evitar mayores daños, al tiempo que ha aclarado que «este es un hecho muy puntual en nuestro municipio. Actos aislados a los que se responde con contundencia para garantizar la seguridad de la población».