Arde una empresa de artículos de regalo en Manises

Columna de humo que sale desde la empresa en llamas. / DAMIÁN TORRES

Tres trabajadores han resultado heridos, de los cuales dos han requerido hospitalización | El fuego desata una inmensa columna de humo visible en toda Valencia

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

Llamas de varios metros de altura destruyeron ayer una empresa de artículos de regalo y decoración situada en el polígono industrial La Cova de Manises. Tres trabajadores resultaron heridos y la magnitud que adquirió el siniestro obligó al desalojo de media docena de empresas de la zona y una gasolinera, según fuentes municipales y sanitarias. El siniestro desató una inmensa columna de humo negro que ennegreció el cielo de l'Horta junto al aeropuerto de Manises y era visible desde buena parte de Valencia, Paterna o Quart de Poblet.

La emergencia se desató minutos después de la una de la tarde, en la calle Comtat de la zona industrial. Fue en la empresa Arte Regal S. L., creada en 1997 y dedicada a la importación y exportación de artículos de decoración, regalo, menaje y jardinería, entre otros. A esa hora, sus 50.000 metros cuadrados comenzaron a ser devorados por las llamas por causas que ahora investigará la Policía Nacional.

Las peores consecuencias las sufrieron tres empleados de la firma que trataron en vano de enfrentarse al fuego y acabaron intoxicados por el humo. Uno de ellos fue atendido en el lugar sin necesidad de traslado hospitalario, pero otros dos, de 41 y 51 años, fueron evacuados con una ambulancia de Soporte Vital Básico hasta el Hospital Intermutual de Levante.

En pocos minutos, la zona se llenó de policías y bomberos. Ante la envergadura del siniestro, el Consorcio Provincial de Valencia movilizó a una treintena de efectivos procedentes de los parques de Paterna, Burjassot, Catarroja, Sagunto y Torrent, además de un oficial de guardia. La Generalitat activó su plan territorial de emergencias y fue necesario evacuar media docena de empresas de los alrededores, además de una gasolinera. Caos y tensión se adueñaron del polígono.

Pese a la proximidad del aeropuerto de Manises, la columna de humo no afectó al tráfico aéreo. Tampoco hubo riesgo ni medidas adicionales de prevención para los vecinos del pueblo, más allá del corte al tráfico de las calles que rodean a la empresa afectada.Según Enrique Padrós, oficial de guardia del Consorcio de Bomberos, sus esfuerzos durante la extinción se centró en dos zonas: la parte trasera de la empresa, donde está ubicada la gasolinera, y la delantera. En esta última se ubicó el puesto de mando avanzado y «se crearon pasillos seguros para que las llamas no se extendieran a otras naves», detalló Padrós. La principal preocupación fue proteger una empresa aledaña de alquiler de vehículos.

Evolución favorableCon el avance del día el incendio fue menguando. Eso sí, los daños en el interior fueron cuantiosos. La empresa quedó arrasada, con su estructura seriamente dañada y cuantiosas pérdidas de productos. Al cierre de esta edición, el fuego no estaba extinguido, pero la evolución era favorable, según los bomberos. A última hora de la tarde seguían luchando contra las llamas 16 efectivos con cuatro vehículos.

 

Fotos

Vídeos