Buscan una vaca durante tres días tras escapar en Les Coves de Vinromà

Buscan una vaca durante tres días tras escapar en Les Coves de Vinromà

Un ciudadano francés, hospitalizado tras sufrir una cornada en el glúteo durante los bous a la mar de Benicarló

J. MOLANO / J. A. MARRAHÍ

El cierre de los festejos taurinos en el municipio castellonense de Les Coves de Vinromà sufrió un percance que tuvo a loa vecinos en vilo. Un toro y dos reses que participaban en los actos del pasado sábado por la tarde se dieron a la fuga. El astado y una de las vacas pudieron ser devueltos al camión durante el transcurso de la noche, después de recorrer algunas calles céntricas de la localidad. Sin embargo, la otra res consiguió escapar hacia las afueras del pueblo, perdiéndose en la partida de Mas dels Arcs entrada la madrugada.

La vaca recuperada se encontraba encerrada en el patio de una vivienda mientras que el toro, que estaba en un cañar cercano, fue reconducido al camión gracias a la labor de Noel Bellés, miembro de la ganadería Hermanos Bellés, propietaria de los tres animales.

Después de tres días de búsqueda, la vaca escapada está localizada en la zona de montaña próxima a Les Coves, en la partida Mas dels Arcs. Un vecino «que conoce el terreno» es el encargado de tener controlado al animal, aunque las tareas para atraparlo se antojan complicadas. Así lo reconoció a LAS PROVINCIAS José Bellés, propietario de la ganadería.

«Hemos trasladado a dos reses mansas al lugar con el fin de que la vaca se acople, coja confianza y podamos devolverla al camión», afirmó. El ganadero no cree que el animal pueda causar peligro alguno, aunque no lo puede asegurar, sabe que el proceso para capturarlo «lleva su tiempo» y espera que no se tenga que recurrir a un «trágico final» por decisión del ayuntamiento o la Guardia Civil. La próxima semana, miembros de la ganadería se desplazarán a la zona para intentar hacerse con la res. «Le ruego a la gente que no intente cogerla, que la dejen tranquila, ya que podría asustarse. Sólo así podremos hacer bien nuestro trabajo», solicitó Bellés afectado por todo lo sucedido. «Nunca me había pasado algo así», lamentó.

Además de la fuga de la vaca, la estela de heridos de este verano en los bous al carrer se alarga. Un ciudadano francés de 48 años sufrió ayer lesiones tras ser corneado durante los festejos de bous a la mar de Benicarló, como confirmaron fuentes policiales y del Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat. La vícitma tuvo que ser hospitalizada.

La nueva cogida se produjo sobre las seis y media de la tarde, aproximadamente una hora después de que arrancara el acto, con toros de la ganadería Hermanos Benavent. Alrededor de 5.000 personas se congregaron en el festejo para asistir a la suelta de 10 vacas y un toro en el recinto del puerto deportivo. Tres aficionados sufrieron revolcones de escasa consideración, pero el susto de la tarde llegó cuando el toro embistió al participante galo. Fue evacuado al Hospital de Vinarós con una cornada de 10 centímetros en el glúteo izquierdo. Al parecer, su lesión es muscular y no le afectó a ningún órgano vital. Al cierre de esta edición estaba siendo intervenido en el quirófano.